32.000 trabajadores a casa: los colosos del aire americanos, en la cuerda floja

American Airlines y United estudian un plan de permisos masivos desde hoy si las ayudas no alcanzan los 25.000 millones de dólares

American Airlines anunció ayer un plan a los sindicatos para mandar a casa a 19.000 trabajadores si el plan de rescate que ultima la Administración Trump resulta insuficiente. La propuesta de Washington incluye la prórroga de la ayudas de hasta 20.000 millones de dólares, una parte del plan global de 150.000 millones para toda la economía.

La Casa Blanca asegura que esa cantidad ofrece un balón de oxígeno de otros seis meses a las grandes aerolíneas estadounidenses aunque tanto American Airlines como United Airlines estudian mandar a casa a unos 32.000 trabajadores en total desde hoy mismo si no se alcanzan al menos los 25.000 millones en ayudas.

Mientras la poderosa industria aeronáutica y de transporte estadounidense se tambalea, las luchas partidistas entre demócratas y Trump, en plena campaña para su reelección, alejan un acuerdo. Los demócratas exigen que los estímulos alcancen los 220.000 millones de dólares, una cifra que la Casa Blanca no está dispuesta a poner sobre la mesa. “No hay motivos reales para un gasto desorbitado como ese”, defienden los republicanos.

American, que tenía 140.000 trabajadores antes del estallido de la pandemia, reducirá su plantilla por debajo de los 100.000 empleados en octubre, incluidas las bajas incentivadas y los permisos.