Bruselas desmiente al Gobierno y dice que no necesitaba permiso para bajar el IVA de las mascarillas

La Comisión envió una carta a Economía en la que le aclaraba que podía hacerlo sin autorización comunitaria

Una farmacéutica enseña a un cliente un paquete de mascarillasJesús Hellín Europa Press

La Comisión Europea ha confirmado que no era necesaria la luz verde previa de Bruselas para poder anunciar la reducción en el IVA de las mascarillas, tal y como defiende el Gobierno español. El pasado 10 de noviembre, la Comisión Europea envió una misiva al Ministerio de Economía español como respuesta a una carta del día 6 de noviembre en la que España solicitaba información sobre este tema.

En este texto aclaratorio por parte del Ejecutivo comunitario, se recuerda que Bruselas ya anunció que ningún país sufriría ningún procedimiento de infracción por parte de Bruselas si decidía aplicar el IVA 0 a estos productos de primera necesidad para luchar contra la pandemia. “No es nuestra intención lanzar ningún procedimiento de infracción contra los Estados miembros que quieren aplicar tasas reducidas o cero a las mascarillas de protección individual”, confirma la carta firmada por Gerassimos Thomas, director general de Fiscalidad de Unión Aduanera, obtenida por este periódico.

A pesar de que el Gobierno de Pedro Sánchez ha defendido la necesidad de esperar a esta respuesta antes de tomar una decisión, fuentes comunitarias explican a LA RAZÓN que este paso no era necesario, aunque Bruselas decidiera contestar la carta por cortesía. “Los Estados Miembros no tienen que informar a la Comisión sobre las decisiones que toman”, aseguran estas fuentes quienes también recuerdan que hace meses se envío una serie de recomendaciones a los Estados miembros sobre las exenciones permitidas en el IVA en las que se les recorcaba que no era necesaria ningún tipo de notificación previa. Por lo tanto, el Gobierno no necesitaba ninguna luz verde de Bruselas para realizar el anuncio de la bajada del IVA de las mascarillas y podía haber tomado esta decisión haces meses, tal y como hicieron otros países europeos. Este retraso no se debe a ningún alambicado procedimiento comunitario.