Vodafone empieza a cosechar los resultados de la salida del fútbol y su apuesta “low cost”

La operadora la compañía mejora un 6% su beneficio bruto e incrementa sus clientes de televisión en 114.000

Vodafone España apostó años atrás por dejar de emitir el fútbol. Según sus cálculos, era mayor el gasto que le suponía abonar los derechos para transmitirlo que las pérdidas de ingresos que pudiera sufrir derivadas de los abonados que se diesen de baja en su servicio de televisión por no emitirlo. La decisión parecía arriesgada siendo el fútbol uno de los principales reclamos para las televisiones de pago. Y, en un primer momento, incluso errónea. Pero, según la operadora británica, su apuesta está empezando a darle resultados positivos.

La compañía ha anunciado hoy que en el segundo trimestre de su año fiscal, que va del 1 de julio al 30 de septiembre, ha registrado un beneficio bruto un 6% superior al del mismo periodo de 2019, alcanzando los 488 millones de euros. La operadora achaca el avance a “los menores costes de contenidos (salida del futbol), así como a los avances en el proceso de digitalización, con un modelo organizativo y una cultura más ágil; y a eficiencias en los costes (reducción de gastos operativos), compensando el deterioro de ingresos asociado a la caída del turismo, a costes directos más altos por contenidos de televisión y al incremento de impagados”.

Vodafone también ha achacado la buena marcha de su negocio al buen comportamiento de la marca Lowi, compitiendo con éxito en el segmento de “low-end”, que está creciendo mucho en España; su apuesta por los datos ilimitados o el despliegue pionero del 5G en todo el país.

Resultados

A consecuencia de esto, el margen de Ebitda de Vodafone en el primer semestre alcanzó el 23,8%, lo que supone 2,5 puntos porcentuales más comparado con el mismo periodo del año anterior. En total, sus ingresos por servicio alcanzaron 960 millones de euros en el segundo trimestre del año, un -1,8%, principalmente debido a la intensidad competitiva y a la caída en ingresos de roaming/turistas. Los ingresos totales ascendieron a 1.056 millones de euros, un 2,1% menos que en el mismo período del año anterior.

En lo que se refiere a los clientes, Vodafone ha informado de que sus carteras de móvil, fibra y televisión han consolidado "la tendencia de crecimiento en el primer semestre del año, a pesar de las restricciones de portabilidad en el mercado durante el primer trimestre. En contrato móvil, su base de clientes creció en 95.000, hasta 11,4 millones. En fibra, consiguió 101.000 clientes, mientras que sus clientes de banda ancha fija se incrementaron en 58.000 hasta 3,2 millones. En televisión, su base se incrementó en 114.000 clientes, apoyada, según la compañía, “por la propuesta que incluye el mayor catálogo de cine y series de calidad del mercado español, llegando hasta 1,5 millones de clientes”.