El Gobierno impone a los dueños de locales la rebaja del 50% del alquiler a bares, restaurantes y comercios

Podrán beneficiarse los establecimientos cuyos caseros sean grandes tenedores con más de 10 inmuebles. El resto de propietarios tendrán incentivos fiscales si rebajan voluntariamente el alquiler

Vista de una terraza desértica en San Cristobal, Tenerife
Vista de una terraza desértica en San Cristobal, TenerifeDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El Gobierno aprobará el próximo martes en el Consejo de Ministros el plan de choque para la hostelería y el comercio que incluye una rebaja del 50% del alquiler en los locales que pertenezcan a grandes propietarios (con más de 10 inmuebles). El inquilino podrá solicitar antes del 31 de enero la rebaja del 50% durante el estado de alarma, sus posibles prórrogas y hasta los cuatro meses posteriores. Así, según el borrador del decreto que ultima el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, para acceder esta ayuda el local deberá ser propiedad de un gran propietario y no debe existir un acuerdo previo entre las partes para la reducción temporal de la renta o una moratoria en el pago durante la pandemia. Además, el texto incluirá incentivos fiscales para aquellos que no sean grandes tenedores y rebajen las rentas que obtienen por el alquiler de sus locales dedicados a la hostelería y al comercio.

El documento cuenta ya con un consenso amplio, según avanza este sábado El País, y añade que la medida no mermará las cuentas públicas como ha insistido desde hace semanas la ministra del ramo, Reyes Maroto. El motivo no es otro que la intención del Gobierno de que sean los propietarios de los locales los que corran con las pérdidas ocasionadas por esta rebaja forzosa del alquiler a hosteleros y comerciantes. Este plan de choque para mitigar los efectos de la crisis del coronavirus en la hostelería y el comercio se ha tenido que postergar en diversas ocasiones ante la ausencia de un consenso.

Más de un millón de empleos perdidos

La hostelería prevé cerrar 2020 con una caída de la facturación superior al 50%, lo que supondría una pérdida de hasta 67.000 millones de euros y la destrucción de más de 1,1 millones de empleos tras la falta de ayudas directas y el impacto del coronavirus en el sector, por lo que no estima una recuperación hasta finales de 2021 o principios de 2022, según los datos de Hostelería de España, que ha presentado su Anuario de la Hostelería 2020. En concreto, en el inicio de la crisis sanitaria desaparecieron 400.000 empleos y unos 900.000 trabajadores se tuvieron que acoger a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), mientras que en los meses de abril y mayo, que coincidieron con el cierre de bares y restaurantes para frenar la expansión del coronavirus, la facturación se llegó a hundir por encima del 90%. Debido a esta grave situación, de los 315.000 establecimientos que había en 2019 en el conjunto del sector hostelero, hasta un tercio de bares y restaurantes podría llegar a desaparecer, lo que supone alrededor de 100.000 negocios a febrero de 2021 si no se prorrogan los ERTE.

Marcha hasta Madrid

Hostelería de España, representada por miembros de su junta directiva y acompañada por representantes de hosteleros de varias comunidades autónomas, recibirán el próximo lunes, 21 de diciembre, al grupo de hosteleros de Pontevedra que viene caminando hasta Madrid para reclamar al Gobierno central un rescate del sector. Los hosteleros quieren visibilizar además sus demandas en un contexto marcado por el Covid-19, que tiene al borde de la desaparición a un tercio de los establecimientos en todo el país. La recepción de los hosteleros gallegos, que se realizará a las 9.00 horas en el intercambiador de Moncloa, continuará con una marcha que pasará por la Puerta del Sol y llegará al Congreso de los Diputados en torno a las 11.00 horas. El objetivo de los peregrinos es realizar una ronda de contactos con los distintos grupos parlamentarios para explicar la realidad que vive el sector y la necesidad de ayudas directas que eviten la desaparición de cientos de miles de puestos de trabajo.