La luz, como el tiempo: de los 120 euros de la ola de frío a los 7 euros del tirón eólico

El megavatio hora encadena dos días por debajo de los 10 euros gracias a la sucesión de temporales de viento

Pascal RossignolREUTERS

Hace solo unas semanas, en plena ola de frío y con temperaturas que pulverizaron todos los récord con 34 bajo cero en el Pirineo catalán, el precio de la electricidad saltó por los aires. El pasado 8 de enero, coincidiendo con la llegada de Filomena, se pagaron de media 120,68 euros por megavatio a la hora (MW/h). Pero la ola de frío ha dado paso a una sucesión de temporales de viento y lluvia que han revertido completamente la situación.

Así, el precio medio diario de la electricidad marcará mañana su precio más bajo en lo que va de mes de febrero y llegará a los 7,1 euros el megavatio hora (MWh), lejos del mínimo que marcó el pasado domingo 31 de enero, en que llegó a 1,42 euros/MWh, aunque los precios del fin de semana son casi siempre inferiores por el parón de la demanda industrial.

Aunque los precios en la primera semana de febrero fueron remontando y superaron los 52,2 euros/MWh y 50,99 euros/MWh el jueves y el viernes pasado, con el fin de semana, en que hay menos actividad tomaron una senda descendente, que no se ha corregido, sino que se ha acentuado hoy (8,3 euros/MWh) y mañana (7,1 euros /MWh).

El precio más bajo de la jornada de mañana se alcanzará a las 4 de la madrugada con 1,1 euros/MWh, mientras que la luz tendrás su precio más alto en el día a las 21 horas (15,11 euros/MWh). Estos precios están coincidiendo con una alta producción eléctrica renovable en España.

La semana pasada, en que la demanda apenas se movió –fue sólo un 0,87% inferior a la de la semana anterior– las renovables generaron un 59,1% de toda la electricidad en España, con la eólica, que produjo el 32,5% del total, a la cabeza. Aunque la nuclear ocupó la segunda posición en el «mix» de generación, con un 22,8% del total, le siguió muy de cerca la hidráulica, que representó el 20,4%.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista afecta al recibo de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), en el que tiene un peso del 35%. Esta tarifa es la que tienen, entre otros, los consumidores beneficiarios del bono social, un descuento en la factura de la luz para hogares vulnerables. Estos consumidores se ven afectados en su factura cuando el precio en el mercado mayorista sube, pero también se benefician de los precios extremadamente bajos como los registrados desde la última semana de enero.