Los sindicatos no apoyarán una huelga general

UGT y CC OO se desmarcan de Podemos, pero mantendrán la presión para subir el SMI

Los líderes de UGT y CC OO se congregaron ayer frente al Ministerio de Economía en Madrid
Los líderes de UGT y CC OO se congregaron ayer frente al Ministerio de Economía en MadridRodrigo JiménezEFE

Los sindicatos se desmarcan de las amenazas de huelga general lanzadas hace unas semanas por Podemos. Por contra, ayer advirtieron al Gobierno de que seguirán con las movilizaciones que arrancaron ayer si el Ejecutivo se mantiene en el inmovilismo. Tanto UGT como CC OO reclaman una subida del Salario Mínimo Interprofesional a los 975 euros desde los 950 euros en los que se mantiene congelado este año, la modificación de la reforma laboral y que se tengan en consideración sus planteamientos en la reforma de las pensiones que aborda el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, comenzando por la reforma de 2013.

Fue precisamente el secretario general de CC OO, Unai Sordo, el sindicato más cercano a Unidas Podemos, quien descartó secunda una posible huelga general, amenaza con la que Isabel Franco, portavoz de Podemos en la Comisión de Trabajo, recibió el pasado 28 de enero a Escrivá.

Sordo aseguró durante una entrevista en RNE que los sindicatos no contemplan por ahora convocar una huelga general porque «quiere pensar» que el Gobierno «no se va a blindar» a cumplir el acuerdo programático. De hecho, al ser cuestionado por el apoyo de varios miembros «morados» del Gobierno a la subida del SMI, Sordo afirmó que «no le sirve» que en el Ejecutivo haya dos o tres posiciones diferentes al respecto si al final el resultado es que no se actualiza la cuantía de esta renta mínima. «El Gobierno es uno», remarcó.

Pero aunque se descarte por ahora un paro general, los sindicatos quieren avances antes de que acabe el primer trimestre del año que se plasmen antes de junio, a más tardar.

¿Qué harán si no se cumple esta exigencia? «Si hubiera resistencia del Gobierno», los sindicatos «irán a un proceso de movilización creciente». Los sindicatos exigen a La Moncloa que retire el derecho de veto que ha otorgado Pedro Sánchez a la patronal CEOE al vincular cualquier avance social y laboral a los acuerdos que se alcancen en el marco del diálogo social. «La CEOE no quiere entrar a negociar, esa es la realidad (...) No vamos a permitir que el tiempo juegue a favor de no cambiar nada», manifestó el líder de UGT, Pepe Álvarez, en la protesta en la que participó junto a Sordo frente al frente al Ministerio de Asuntos Económicos. Álvarez también indicó que si Sánchez no cumple con su programa, las movilizaciones sindicales irán a más.

La siguiente batalla, la contrarreforma laboral

La modificación de lo que el Gobierno y los sindicatos denominan los «aspectos más lesivos» de la reforma laboral aprobada por el PP ha arrancado ya a juzgar por las declaraciones de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. En una entrevista a «El Periódico de Cataluña», Díaz afirmó que se va a derogar «la primera parte de la reforma laboral», donde entran aspectos relacionados con la negociación colectiva, este 2021. Los empresarios califican de error garrafal tocar la reforma, más aún en las actuales circunstancias de crisis económica.