Telefónica y Orange adquieren por 42 millones 10 Mhz cada una para el 5G

La compañía naranja se sitúa a la cabeza en la carrera por tener un mayor espectro en la banda de los 3,5 Ghz con 110 MHz

El INE seguirá la pista de los móviles de los españoles para obtener información sobre la movilidad de los ciudadanos
Una mujer hablando por su teléfono móvilEduardo Parra Europa Press

Las telecomunicaciones siguen en su carrera por dominar el espectro del 5G. Por ello, dos de las más grandes compañías telefónicas han movido ficha: Telefónica y Orange han comprado por 42 millones de euros 20 Mhz (10 Mhz cada uno) de espectro en la banda de lo 3,5 Ghz, una de las prioritarias para el 5G, en la subasta que se ha celebrado hoy y que ya se ha cerrado.

Ambas compañías han adquirido los bloques de 10 Mhz a un precio de 21 millones de euros cada uno. Con esta licitación del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital se completa la subasta que se realizó en 2018, cuando se adjudicó la banda de entre los 3,6 y 3,8 Ghz por un periodo de 20 años -hasta 2038- y sobre la que los principales operadores de móviles están comercializando actualmente en España la tecnología 5G.

Tras ambas subastas, Orange será el operador con más espectro en esta banda de los 3,5 Ghz. En esta misma línea, Telefónica se ha hecho con 100 Mhz de espectro -90 Mhz adquiridos en la anterior subasta- y Orange, con 110 MHz -ya poseía100-. Vodafone cuenta 90 Mhz en esta banda y MásMóvil con 80 Mhz, pero ni una ni la otra han concurrido a la subasta de hoy.

Reorganización de la banda

A partir de este momento se debería abrir el procedimiento de reorganización de esta banda de 3,5 Ghz (3,4-3,8 Ghz) que debería culminar “en un plazo de tiempo breve con todas las asignaciones de espectro contiguas en esta banda”, según informa Telefónica.

De momento, el único que tiene el espectro continuo es Vodafone, lo que le da cierta ventaja a la hora de operar con el 5G, según fuentes del sector.

Las concesiones estarán vigentes hasta diciembre de 2038 con el fin de facilitar, por un lado, un marco estable y de certidumbre a los operadores que accedan a la explotación de estas frecuencias y, por otro lado, un alineamiento con la duración de las licencias otorgadas en la anterior subasta resuelta en esta misma banda de 3,5 Ghz, según se apuntó en las bases de licitación. Esta banda es en la que se prestan los servicios 5G “de muy alta velocidad” con el mejor rendimiento, lo que permitirá ofrecer con mejor calidad servicios como realidad virtual y aumentada; usos críticos, como los hospitalarios; entre otros, según Orange.