Cuarta revolución industrial

Para el Foro Económico Mundial ya ha comenzado y se caracteriza por una fusión de tecnologías con la biología

La nomenklatura tecnológica china cree que en un futuro los humanos serán remplazados por robots
La nomenklatura tecnológica china cree que en un futuro los humanos serán remplazados por robots FOTO: SUMAYA HISHAM REUTERS

La Primera Revolución Industrial introdujo la energía de vapor. La Segunda, el acero, la electricidad y el automóvil. La Tercera, la electrónica. ¿En qué consistirá la Cuarta? Para el Foro Económico Mundial ya ha comenzado y se caracteriza por una fusión de tecnologías con la biología. Es decir, la sociedad de las máquinas inteligentes asociadas a los humanos. ¿Cómo? En agosto del 2020, Elon Musk presentó Neuralink, programa para implantar microchips conectados al cerebro y sincronizados con la inteligencia artificial. Su objetivo es permitir que algún día los humanos puedan controlar extremidades artificiales o incluso realizar telepatía. Musk lo describió como «tener un Fitbit en el cráneo». Algo así como ser un cyborg, es decir, convertir a los humanos en medio-máquinas.

La nomenklatura tecnológica china cree que en un futuro los humanos serán remplazados por robots. En apenas diez años, Amazon tendrá almacenes de envío totalmente automatizados, en los que los robots harán la tarea de los humanos. Las grandes agencias de noticias, AFP, Reuter o France Presse, tienen ya máquinas que redactan y titulan las noticias. No son necesarios los periodistas.

El 30% del Ejército británico está hoy constituido por soldados-robots, capaces de tomar decisiones «autónomas» en situaciones límite. La última guerra conocida, la de Azerbaiyán contra Armenia por el control de Nagorno-Karavaj, la ganó el régimen de azerí gracias a los drones que cegaron las defensas antiaérea armenias.

Klaus Schwab ha escrito que “la IV Revolución Industrial cambiará no solo lo que hacemos, sino también quiénes somos. Afectará nuestra identidad y todos los problemas relacionados con ella: nuestra privacidad, nociones de propiedad y patrones de consumo”. ¿Interesante o inquietante?