La industria vuelve a tasas negativas en 2021 y confirma el retroceso general de la economía

La producción industrial se desploma un 6,9% en enero, su mayor caída desde junio. El sector textil y de la moda es el que más sufre, con una caída del 35,5%

La industria textil es la que más ha sufrido en enero
La industria textil es la que más ha sufrido en eneroYOUSSEF BADAWIEFE

La industria es un baremo muy fiable de la evolución de la economía de un país. Si ésta sube, la economía se encuentra en un periodo de expansión, pero si retrocede es que algo está fallando. Por tanto, el inicio de este año en la producción industrial marca un camino de cifras negativas, ya que el Índice General de Producción Industrial (IPI) retrocedió un 6,9% en enero en relación al mismo mes de 2020, su mayor caída desde el pasado mes de junio.

Con la caída interanual de enero, la producción industrial regresa a tasas negativas después de que en diciembre subiera un 2,2% y registrara su primera tasa positiva tras once meses de descensos, y además lo hizo en todas las comunidades autónomas sin excepción. Y el desplome se ha producido en todos los sectores, que presentan tasas anuales negativas en los índices corregidos de efectos estacionales y de calendario, con la única excepción del sector energético, que se elevó un 3%. El mayor descenso se lo anotaron los bienes de consumo no duradero, con una disminución interanual del 12,2%, seguido de los bienes de equipo (-11,2%); los bienes de consumo duradero (-8,8%) y los bienes intermedios (-5,5%).

Entre los bienes de consumo, el sector textil es el que más ha sufrido, pese a que enero es siempre un mes con gran impulso por la coincidencia del efecto navideño y del periodo de rebajas. Las actividades que más recortaron su producción en enero fueron la confección de prendas de vestir, con un retroceso interanual del 35,5%, y la industria del cuero y del calzado (-33,1%). Sólo dos actividades elevaron su producción interanual en enero: el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (+5,3%) y la fabricación de otros productos minerales no metálicos (+1,8%).

Corregida de efectos estacionales y de calendario, la producción industrial registró en enero una caída interanual del 2,2%, ampliando en siete décimas el retroceso de diciembre (-1,5%). En términos mensuales (enero de 2021 sobre diciembre de 2020), y dentro de la serie corregida, la producción industrial bajó un 0,7%, en contraste con el repunte del 0,8% logrado en diciembre. Todos los sectores registraron en enero tasas mensuales negativas, especialmente los bienes de equipo (-1,5%), seguidos de los bienes intermedios (-1,2%), la energía (-0,9%), los bienes de consumo no duradero (-0,8%) y los bienes de consumo duradero (-0,6%).

Por ramas de actividad, los incrementos mensuales más acusados de la producción se dieron en la fabricación de productos farmacéuticos (+7,7%), reparación e instalación de maquinaria y equipo (+5,8%) e industria del cuero y del calzado (+5,1%). Por contra, los mayores retrocesos fueron para otras industrias extractivas (-19,8%), la confección de prendas de vestir (-7,3%) y artes gráficas (-6,7%).

Todas las comunidades autónomas bajaron su producción industrial en enero, sobre todo Canarias (15,5%), Navarra (15%), Castilla-La Mancha (10,5%) y País Vasco (9,5%). Los menores retrocesos se los anotaron Aragón (-2,4%), Extremadura (-2,8%), Cantabria (-5,1%), Madrid (-5,6%) y Cataluña (-5,7%). Una vez corregidos los datos de los efectos estacionales y de calendario, la producción industrial habría caído un 2,2% en enero, un retroceso 0,7 puntos más intenso que el experimentado en diciembre de 2020 (1,5%).