El exceso de oferta hunde los precios de los alquileres en Madrid y Barcelona

Los alquileres caen un 14% en la Ciudad Condal y un 11% en la capital en el último año al no absorber la demanda las viviendas disponibles

Carteles de Se Vende y Se Alquila en portales y viviendas de la capital. Sector inmobiliario
Carteles de Se Vende y Se Alquila en portales y viviendas de la capital. Sector inmobiliario FOTO: Jesús G. Feria La Razon

El precio de la vivienda en alquiler se ha abaratado en España un 3,8% desde que estalló la crisis sanitaria en marzo de 2020, una caída que ha sido especialmente significativa en Barcelona (-14,3%) y Madrid (-10,7%), según un informe elaborado por el portal inmobiliario Idealista. Con este descenso, el precio medio del alquiler rondaba los 10,8 euros por metro cuadrado en marzo. Junto a la caída registrada en los dos grandes mercados del alquiler, también se han registrado fuertes descensos en Palma (-8,7%), Valencia (-6,3%), Sevilla (-6,1%) y Málaga (-5,3%), muy afectadas por el frenazo del turismo a causa de la crisis del coronavirus. Por comunidades autónomas, a la cabeza de las caídas se encontró Baleares, con un recorte del 14,4% en los precios. Además, a pesar de que la vivienda en alquiler se abarató un 8,2% en Cataluña y un 8% en la Comunidad de Madrid desde el inicio de la crisis sanitaria, ambas siguen siendo las más caras con 13,4 y 13,8 euros/m2, respectivamente. Les siguen País Vasco (12,2 euros/m2), Baleares (11,3 euros/m2) y Canarias (9,9 euros/m2). En el lado opuesto figuran Extremadura (5,4 euros/m2), Castilla La Mancha (5,8 euros/m2) y Murcia (6,5 euros/m2).

A pesar de la caída nacional, el precio se incrementó en 12 comunidades y la mayor subida se dio en Castilla y León (6,5%). Asimismo, en el primer año de pandemia 41 provincias registraron aumentos del precio del alquiler con Orense (13,3%) a la cabeza. Las provincias más caras para alquilar son Barcelona (13,9 euros/m2 al mes), Madrid (13,8 euros/m2) y Guipúzcoa (13,7 euros/m2 ), mientras que Cuenca y Jaén son las más económicas con 4,7 euros/m2 y 4,9 euros/m2 al mes, respectivamente. Por capitales, Madrid y San Sebastián son las más caras, con 14,6 euros/m2 en ambos casos. En tercer lugar se sitúa Barcelona (14,5 euros/m2) y en cuarto lugar está Bilbao (12,5 euros/m2).

Desde Idealista señalan que durante este periodo la oferta se ha llegado a duplicar en algunas capitales y aunque la demanda se mantiene fuerte no es capaz de absorber todas las viviendas disponibles, lo que hace que los propietarios se vean obligados a bajar el precio. Por eso, prevén que mientras se mantenga este nivel de «stock» los precios registren ajustes a la baja. Por eso insisten en que la mejor manera de abaratar los alquileres no es través de políticas «punitivas o coercitivas»como pretende el Gobierno, y en especial Podemos, con la nueva ley de vivienda–, sino a través de medidas que aumenten la oferta, ya sea dando mayor cobertura jurídica como colaborando con los ayuntamientos para que cedan suelo dotacional para la construcción de viviendas destinadas al alquiler social.

El portavoz de idealista, Francisco Iñareta, señala que «la pandemia ha golpeado de lleno el mercado del alquiler en España». De hecho, los municipios más afectados han sido los más dinámicos, «allí donde la demanda era más fuerte». El confinamiento supuso un parón de varios meses en el mercado. No se podían cerrar operaciones pero el número de viviendas que se ponía en alquiler no dejaba de crecer». Posteriormente, una vez abierto el mercado, aunque la demanda se mantuvo fuerte, no fue capaz de absorber todas las viviendas disponibles y los propietarios que querían alquilar se ven obligados a bajar el precio. Por el contrario, en los mercados con menor dinamismo, el aumento de la oferta no ha sido tan significativo, lo que ha reducido las tensiones sobre el precio, «hasta el punto de quedar estabilizados o con variaciones ligeramente al alza».