Xiaomi sale de la lista negra de Estados Unidos

La tecnológica china es una de las víctimas de la guerra comercial junto a Huawei

Un usuario con el Xiaomi Mi 9
Un usuario con el Xiaomi Mi 9RAFAEL MARCHANTEREUTERS

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha llegado a un acuerdo con la tecnológica china Xiaomi para sacar a la empresa de la ‘lista negra’ de compañías con las que los estadounidenses no pueden mantener negocios, según un documento judicial al que han tenido acceso varios medios locales.

De esta forma, la Administración de Joe Biden revierte una de las últimas decisiones del Ejecutivo de Donald Trump. El anterior Gobierno estadounidense decidió incluir a Xiaomi en su lista de sanciones el 15 de enero de este año, menos de una semana antes de producirse la transición presidencial.

Tras ser incluido en enero en la ‘lista negra’, el fabricante chino de ‘smartphones’ decidió presentar una demanda contra esa decisión. En marzo pasado un juez federal estadounidense decidió suspender la prohibición de invertir en esta empresa por considerar “profundamente defectuosa” la argumentación sobre los vínculos entre las Fuerzas Armadas y el Gobierno chino.

El magistrado consideró que la decisión, impuesta por la administración Trump en enero y que vinculaba a Xiaomi con las Fuerzas Armadas chinas, no estaba fundamentada correctamente.

El Departamento de Defensa, que decidió no apelar el fallo, había basado estos supuestos vínculos en la entrega a Xiaomi de un premio estatal chino, pero el juez consideró que no era razón suficiente, ya que centenares de empresas han recibido ese galardón y se está convirtiendo en estándar en el sector tecnológico.

La intención del Departamento de Defensa era “contrarrestar la estrategia de fusión militar-civil” de Pekín, que supuestamente trata de modernizar sus capacidades militares con tecnología y conocimientos conseguidos por “empresas, universidades y programas de investigación que aparentan ser entidades civiles”.

Xiaomi es una de las víctimas de la guerra comercial y tecnológica entre Estados Unidos y China por los estratégicos sectores de los semiconductores o las telecomunicaciones a nivel global.

Huawei fue el principal foco en los intentos del expresidente Trump de limitar la influencia de las tecnológicas chinas en EE UU y fue objeto de prohibiciones para comerciar y operar allí, especialmente en lo referido a la tecnología móvil 5G.

La Administración del demócrata Joe Biden se ha mantenido en un segundo plano en esta batalla legal y ha sugerido que no moverá ficha hasta negociar el marco de relaciones con China con sus aliados.

Pese al acuerdo ante el juzgado, ambas partes todavía necesitan acordar los detalles. El Departamento de Defensa todavía no ha retirado oficialmente sus planes de incluir a Xiaomi en la ‘lista negra’.