El déficit por cuenta corriente se dispara por el desplome del turismo hasta marzo

El superávit de turismo y viajes se sitúa en apenas 500 millones hasta marzo, diez menos menos que un año antes

Fachada de la madrileña sede del Banco de España, situada en la Plaza de Cibeles
Fachada de la madrileña sede del Banco de España, situada en la Plaza de Cibeles FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

La economía española aún no muestra síntomas que animen a pensar en una salida inmediata de la UCI. Así, la balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un déficit de 2.900 millones de euros hasta marzo, frente a los 500 millones de déficit del mismo periodo de 2020, lo que supone multiplicarlo por más de cinco, según los datos publicados este lunes por el Banco de España. Este deterioro de la balanza por cuenta corriente se debió, especialmente, al desplome de los ingresos del turismo, que registraron un saldo diez veces inferior al del año pasado. En ese sentido, el Banco de España recuerda que la evolución del turismo en el último año ha estado fuertemente condicionada por el cierre de fronteras que se llevó a cabo con el estado de alarma y las diversas medidas que se han sucedido, que han restringido el libre movimiento de viajeros más allá del período en que estuvo vigente. “La operación FRONTUR-EGATUR es la fuente fundamental para los ingresos de turismo de la Balanza de Pagos. El INE, organismo responsable de esa operación, viene informando en sus notas de prensa del impacto de las medidas adoptadas por la crisis sanitaria sobre esa estadística”

La balanza de bienes y servicios presentó un superávit de 1.500 millones de euros hasta marzo, lo que supone una fuerte reducción respecto a los datos del mismo periodo de 2020, cuando alcanzó los 2.800 millones. Dentro de esta, el superávit de turismo y viajes se situó en apenas 500 millones, frente a los 5.100 millones de enero-marzo de 2020, momentos previos del inicio de la pandemia. Por su parte, la balanza de rentas primaria (rentas de trabajo, de la inversión, impuestos sobre producción y la importación y subvenciones) y secundaria (transferencias personales, impuestos corrientes, cotizaciones y prestaciones sociales, etc.) registró un déficit de 4.400 millones de euros, cuantía superior al desfase de 3.300 millones de euros del mismo periodo de 2020. El saldo de la cuenta de capital redujo su superávit en los tres primeros meses del año hasta los 900 millones, frente a los 1.000 millones de euros del ejercicio anterior.

Así, el saldo agregado de las cuentas corriente y de capital, que determina la capacidad o necesidad de financiación de la economía española, registró un déficit de 3.000 millones de euros entre enero y marzo, frente al superávit de 600 millones del mismo periodo del año anterior. En cambio, los datos del mes de marzo registran una mejora del déficit por cuenta corriente, que se situó en 200 millones de euros, por debajo de los 600 millones registrado en el mismo mes del año pasado, afectado ya en parte por el confinamiento. En los tres primeros meses de 2021 España registró una entrada de capitales por valor de 22.900 millones, frente a la salida de 14.200 millones de un año antes. La salida o entrada de capitales es un saldo que resulta de tener en cuenta lo que los residentes españoles invierten fuera del país y lo que los extranjeros destinan a España en ese mismo periodo.

En términos acumulados de 12 meses, en marzo de 2021, el saldo neto de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España se elevó a 59.000 millones (26.200 millones en marzo de 2020). Destacó la evolución de la inversión de
artera, cuyo saldo neto se situó en 66.300 millones en el acumulado hasta marzo de 2021 (frente a los -38.800 millones acumulados hasta el mismo mes del año anterior), parcialmente compensada por el saldo neto de la otra inversión, que fue de -15.000 millones en marzo de 2021 (frente a 60.400 millones hasta marzo de 2020). Por su parte, el saldo de la inversión directa fue de 2.700 millones (19.300 millones de un año antes). El saldo de la cuenta financiera del Banco de España frente al exterior acumulado en los últimos doce meses se situó en menos 46.200 millones en marzo de 2021.