Un ciberataque secuestra y bloquea los servidores del Ministerio de Trabajo

Varios servicios se han visto afectados, aunque los cortafuegos han conseguido aislar al SEPE

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, hoy en el Congreso
La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, hoy en el CongresoEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

El Ministerio de Trabajo ha sufrido esta mañana un ciberataque a varios de sus servidores, que “han sido secuestrados y bloqueados, dejándolos inoperativos”, explicaron a LA RAZÓN fuentes ministeriales, por lo que algunos de sus servicios se están viendo afectados. El Centro Criptológico Nacional ya está evaluando el ataque, que ha sido provocado por un virus enviado a través de un correo. Hasta el momento, los servicios informáticos han conseguido aislar varios departamentos, entre ellos el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), para evitar que el virus se extienda por su red.

Este ciberataque es el segundo que sufre este Ministerio este año, después del sufrido por el SEPE el pasado mes de marzo, cuando durante varios días un virus impedía acceder a su página web. Un software malicioso, de nominado ransomware, atacó las bases de datos del sistema de empleo, cifrando archivos y bloqueando ordenadores con el objetivo de obtener dinero a cambio de devolver el funcionamiento normal al sistema.

El Ministerio de Trabajo recibe un ciberataque
El Ministerio de Trabajo recibe un ciberataqueTwitterTwitter

El Ministerio ha activado todos los protocolos para hacer frente a esta situación de emergencia, tanto a nivel informático como de personal. Así, además de la activación de cortafuegos de aislamiento en cada uno de los departamentos ministeriales para evitar la propagación de la infección, se ha decidido enviar a sus casas todos los funcionarios cuya función no sea esencial o no esté directamente relacionada con el servicio informático, manteniendo un retén mínimo que garantice la operatividad institucional. Se ha ordenado a todo el personal que desconecte cualquier aparato electrónico y se ha prohibido arrancar los ordenadores de mesa y los portátiles. Hasta los teléfonos fijos han sido desconectados de la red.

El ciberataque al Ministerio de Trabajo ha activado de inmediato los protocolos de seguridad en el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, íntimamente ligados uno y otro. En los departamentos correspondientes a la parte de Seguridad Social el servicio no se ha visto afectado y se ha mantenido con normalidad la operatividad, al igual que en las oficinas de Extranjería, que no han registrado ninguna incidencia. “La atención se presta con normalidad”, confirmaron fuentes ministeriales. No han tenido la misma suerte el resto de departamentos adscritos a Inclusión (@inclusiongob), que al estar sus servicios informáticos unidos a los de Empleo (@empleogob) han tenido que paralizar su actividad y desconectar sus equipos. “Trabajamos para reestablecer cuanto antes la operatividad”.

Ayer mismo, el proveedor de servicios en la nube Fastly dejó miles de páginas webs en todo el mundo bloqueadas, algo que se achacó a un problema técnico, descartando a priori un ciberataque. Este superservidor trabaja como acumulador de información y como redistribuidor de alta velocidad de empresas tan importantes como Amazon o medios de comunicación como The New York Times.