Opinión

AENA y el lobby de ERC
foto-autor

ERC debería aclarar por qué hace lobby en favor de las multinacionales que operan en los principales aeródromos del mundo, en contra de los intereses de la empresa pública AENA. Como se trata de ir contra todo lo que huela a España, los indepes no tienen empacho en defender posiciones de los ricos, pese a hacer gala habitual de izquierdismo anticapitalista. Puro postureo, porque en el caso de AENA están claramente a favor de grandes fondos y contra la empresa propietaria de aeropuertos tan importantes como el de Barcelona.

Esquerra ha llevado al Congreso una proposición en la que se exigía recortar a AENA el 50% de los alquileres. En el debate se dieron ideas falsas impuestas por los propietarios de los gigantes de las tiendas, como que AENA «extorsiona» y que las empresas pueden ir a la quiebra si no se les hace esa rebaja. Solo Vox acertó al recordar que los demandantes no son «pequeñas empresas sino grandes monopolios».

Estas megacorporaciones han conseguido hacerse pasar por «pobres tenderos» cuya supervivencia depende de que AENA les baje los alquileres, ocultando su condición de multinacionales que pagan escandalosos sueldos y bonos a sus directivos incluso en plena pandemia. AENA presentó a sus inquilinos una generosa oferta de reducción del 50 por ciento de las rentas los meses más críticos de los estados de alarma, que el 68% de los operadores, los pequeños, han aceptado. No así los gigantes, a cuyo servicio se ha puesto ERC, y que no tienen nada de «pobres tenderos» como pretende el lobby separatista con tal de atizar a España.