El PSOE acepta congelar los precios de los alquileres en las zonas tensionadas

Las rentas se mantendrían tanto para los nuevos contratos firmados como para los prorrogados mientras se mantenga la declaración

Carteles en un portal de "se alquila" y "se vende"
Carteles en un portal de "se alquila" y "se vende"Jesús G. FeriaLa Razon

El PSOE ha cedido en parte a la presión de Podemos para intervenir el mercado del alquiler. No está por la labor de topar o de incluso de reducir las rentas de manera generalizada, pero sí de introducir ciertos controles en aquellas zonas especialmente tensionadas. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana trasladó hace unas semanas a la formación morada una propuesta para incluir en la Ley de Vivienda en la que contempla una congelación de los alquileres en aquellas zonas tensionadas. En ningún caso, recalcan desde Transportes, se trataría de limitar los precios hasta un tope máximo prefijado. Aunque desde Podemos han celebrado que el PSOE acepte por primera vez una regulación de los precios del alquiler, algo que consideran un gran avance, fuentes del partido morado han recalcado, no obstante, que todavía no hay acuerdo.

El pasado mes de marzo, el Departamento que dirige José Luis Ábalos presentó una propuesta a Podemos en el marco de la negociación de la Ley de Vivienda en la que apostaba por la contención y bajada de precios mediante exenciones fiscales en el IRPF que parten con carácter general del 50% en el rendimiento neto del alquiler de vivienda habitual, la declaración de zonas de mercado residencial tensionado donde las bonificaciones pueden oscilar entre el 70% y el 90% y la definición de vivienda vacía en la regulación del recargo existente en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Esa propuesta, a grandes rasgos, sigue constituyendo la base sobre la que los socialistas quieren asentar el futuro del alquiler en España. Sin embargo, y con el objeto de acercar posturas con la formación morada y cerrar un acuerdo este mismo mes, desde el ministerio abogan ahora por un sistema mixto que permita congelar los precios de los alquileres en aquellas zonas que se declaren tensionadas mientras se mantengan bajo esta consideración.

Funcionamiento

Como explican desde el ministerio, la congelación afectaría no sólo a los contratos de alquiler de estas zonas que se quisieran renovar, cuyas rentas no podrían ser incrementadas; sino también a los de nueva firma. En este caso, el arrendador tendría que ofrecer la vivienda por el mismo precio al que se la alquilaba al inquilino saliente. De forma excepcional, se admitirá alguna subida si, por ejemplo, se ha hecho algún tipo de reforma entre un alquiler y otra que aporte valor añadido a la vivienda.

Según el anteproyecto remitido el marzo por el PSOE a Podemos, las zonas de mercado residencial tensionado se declararían sobre la base de los índices estatales de referencia del alquiler que aprobó Transportes. Estas zonas, caracterizadas por un notable incremento de precios en los últimos años y una mayor sobrecarga para el pago del alquiler, tendrían una vigencia de tres años prorrogables y se recogerían en la Ley de Presupuestos Generales del Estado previa propuesta de la comisión bilateral entre el Estado y la comunidad autónoma de turno. Las administraciones afectadas aprobarán Planes de Acción a tres años, para revertir la situación, aplicando mecanismos efectivos de contención y bajada de precios.

Los socialistas no aceptarán la rebaja de alquileres en estas zonas

Lo que desde el PSOE no se plantean en ningún caso es intervenir el mercado para reducir los precios, tal y como recogía el acuerdo presupuestario de ambos partidos. Consideran a este respecto que una política en este sentido reduciría la oferta de viviendas en alquiler y tensionaría los precios de las zonas adyacentes. Además, también creen que contribuiría a crear un mercado negro con propietarios que cobrarían la renta oficial y un dinero bajo cuerda. La propuesta socialista tampoco da cobertura a la ley catalana de vivienda, la primera en regular los precios del alquiler en España. Según Podemos, esta normativa “está logrando importantes resultados en Barcelona y otros municipios”, si bien diversos estudios confirman su dudosa utilidad.

El Gabinete de Pedro Sánchez decidió ayer llevar al Tribunal Constitucional la norma de vivienda del Ejecutivo catalán que topa los precios de los alquileres por considerar que vulnera competencias estatales. Sin embargo, anunció que no iba a demandar la suspensión cautelar de la misma porque la ley estatal de Vivienda está cerca de ser aprobada, como ha venido a confirmar hoy el presumible acuerdo sobre la congelación de precios en zonas tensionadas.