Lluvia de millones a las regiones para asegurar los Presupuestos

La financiación autonómica incluye una dotación récord de 112.213 millones de euros a cuenta, un 6,3 % más que en 2021, y fondos extra

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, entre periodistas tras una sesión de control al Gobierno
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, entre periodistas tras una sesión de control al Gobierno FOTO: A. Pérez Meca Europa Press

El Consejo de Ministros aprueba hoy el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2022, que contará con un techo de gasto récord, 196.142 millones de euros, apenas 145 millones más que los 196.097 millones de 2021. Pero incremento solo se ha logrado gracias a la incorporación de los 25.000 millones de gasto asociado a los fondos europeos.

Pese a que este montante ha restado 2.000 millones a lo que se sumó en 2021 desde los fondos de recuperación europeos, las comunidades autónomas han engordado significativamente sus participaciones. Como ya avanzó el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), los próximos Presupuestos incluirán una dotación sin precedentes para financiación autonómica. En concreto, las regiones recibirán 112.213 millones de euros a cuenta del sistema de financiación autonómica, un 6,3% más que en 2021, una cifra récord puesta sobre la mesa para «apuntalar la recuperación económica», explicaron fuentes ministeriales.

Pero la lluvia de millones hacia las arcas de las regiones no termina ahí. Las nuevas cuentas públicas consignarán una partida de 3.900 millones de euros para compensar la liquidación negativa de 2020 y 3.100 millones para compensar los ingresos perdidos por el cambio en el sistema de gestión de IVA de 2017. Hacienda debe hacer así cumplimiento de las sentencias del Tribunal Supremo que les obligan a ello. Además, las corporaciones locales recibirán 22.062 millones de entregas a cuenta, un 13% más, así como compensaciones por la liquidación negativa de 2020 (unos 732 millones, según las primeras estimaciones) y el IVA de 2017 (496 millones).

Una lluvia de millones que pretende contentar a las regiones que le pueden a dar al Ejecutivo la llave para sacar adelante los Presupuestos, además de reconducir el déficit público, que según las previsiones macroeconómicas presentadas el pasado 21 de septiembre, cerrará 2022 en el 5% del PIB –distribuido en un 3,4% la Administración Central, 0,5% la Seguridad Social, 0,6% las comunidades autónomas y equilibrio las corporaciones locales–, 3,4 puntos por debajo de la estimación para este año (8,4 % del PIB). Asimismo, las cuentas tienen como objetivo sostener la economía del próximo año, con un crecimiento marcado en el 7%, un aumento del empleo del 2,7% para dejar la tasa de paro al 14,1%.

El proyecto que será aprobado hoy recoge una subida salarial de los empleados públicos del 2% –es la oferta presentada en la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas, pero que ya ha sido rechazada por los sindicatos–, y un incremento de las pensiones, que al ligarse a la inflación media de los dos últimos meses del año –y según las previsiones– tendrá que colocarse por encima del 2,3%, pese a que el Gobierno hizo una previsión del 1,9%.

Las pensiones mínimas y no contributivas se revalorizarán por encima de la subida general, como ya prometió el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Asimismo, se incorporará una transferencia adicional a la Seguridad Social de 18.396 millones de euros, como parte del proceso de asunción de gastos impropios y se elevará al 15% el impuesto de Sociedades.