Cataluña recibe una lluvia de millones y Madrid sale perjudicada

Recibirá 2.430,74 millones de euros, frente a los 1.151,46 millones de la región capitalina gobernada por Isabel Díaz Ayuso, una cifra incluso un 8,4% inferior a la de 2021. Andalucía y la Comunidad Valencia también superan a Madrid

Thumbnail

De nuevo, el Gobierno a hecho que el número del «Gordo» de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022 vuelva a caer en Cataluña, que de nuevo ha sido la agraciada en recibir la mayor inversión, con 2.430,74 millones de euros. Esto supone un aumento de unos 230 millones de euros con respecto a 2021, año en el que el Gobierno invirtió en Cataluña un total de 2.199,3 millones. Andalucía le sigue con una inversión de 2.267,07 millones (121 millones más que en 2021), cuantías que en el caso de estas dos regiones duplican las dispuestas para comunidades autónomas como Madrid (1.151,46 millones) o la Comunidad Valenciana (1.208,61 millones). Así, el Gobierno vuelve a primar en este nuevo proyecto de cuentas públicas la inversión en Cataluña en detrimento de una comunidad parecida en cuanto al PIB y a población como es la Comunidad de Madrid.

Es más, la inversión en la Comunidad de Madrid se ha visto mermada en este proyecto respecto al presentado en el año anterior. En concreto, las cuentas públicas para el año 2021 preveían una inversión en la región capitalina de 1.250,28 millones, mientras que para el año 2022 se estima una inversión de 1.151,46 millones, un 8,4% menos que en 2021. Echando cuentas, a pesar de que la región madrileña suma un 14% de la población española y genera más de un 19% del PIB, apenas recibe el 8,9% del total de las inversiones territorializadas, cifra inferior al 10,3% de 2021. Por contra, las inversiones en Cataluña crecen un 6,14% y suponen el 17,4% del total. otro ejemplo es la socialista Comunidad Valenciana, en la que las inversiones crecen un 3,7% y suponen el 9,3% del total

Según las cuentas públicas, presentadas en el Congreso por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la quinta región en la que el Estado hará una mayor inversión será Galicia (1.074,72 millones de euros), seguida de Castilla y León (997,44 millones). Tras estas regiones, se colocan Murcia (723,21 millones); Castilla-La Mancha (536,71 millones); Aragón (522,66 millones); Euskadi (489,56 millones); Extremadura (405,78 millones); Asturias (393,06 millones); Canarias (362,40 millones); Cantabria (239,33 millones); Baleares (172,35 millones); Navarra (77,08 millones) y La Rioja (63,22 millones). Por último, las ciudades de Ceuta y Melilla recibirán 31,85 (0,2%) y 59,96 (0,5%) millones.

En cualquier caso, la mayoría de comunidades autónomas han mejorado su posición en la inversión respecto al proyecto de presupuestos que Montero entregó el año pasado. Solamente el País Vasco, Extremadura, Baleares y la citada Comunidad de Madrid son las únicas en las que disminuye la inversión respecto al proyecto de PGE del año pasado.

La portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, cargó contra los Presupuestos y contra la distribución de la inversión porque «corroboran que el Gobierno de Pedro Sánchez es el mayor obstáculo que tienen España y los españoles para el crecimiento económico y la creación de empleo». Además, insistió en que Sánchez sigue empeñado en mantener «las diferencias y los desequilibrios entre comunidades» solo para asegurarse el voto.

La comisión bilateral del pasado agosto entre ambos gobiernos reconoció la posibilidad de que el resto de la deuda o una parte sustancial de la misma del Ejecutivo al Gobierno de Cataluña se incluyese en las cuentas públicas de 2022, por lo que esta comunidad autónoma vuelve a acaparar la mayor inversión presupuestaria. Es por ello, que el proyecto presupuestario, con un techo de gasto récord de 196.142 millones de euros, fue calificado por la portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, como «presupuestos expansivos». La intención del Ejecutivo es que esta cuantía presupuestaria que recibirá Cataluña contribuya al entendimiento con los partidos independentistas para lograr su apoyo a las Cuentas en el Congreso y que suavice la tensión generada por la paralización de Aena de los planes de 1.700 millones de euros para la ampliación del Prat. El presidente catalán, Pere Aragonés, advirtió ayer mismo que «no hay ninguna novedad, ni ninguna propuesta acordada».