La multa de 50.000 euros de Hacienda a los autónomos por usar esta herramienta

El Ministerio Fiscal persigue desde hace años el fraude fiscal

Símbolo de la Agencia Tributaria en una de las oficinas de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria.
Símbolo de la Agencia Tributaria en una de las oficinas de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. FOTO: Gustavo Valiente Europa Press

La lucha contra el fraude fiscal es una de las líneas primordiales del Ministerio de Hacienda. La investigación y posteriores sanciones derivadas de esta práctica suponen numerosos esfuerzos para el Ministerio que en los últimos años ha redoblado sus fuerzas para tratar de ser implacable en este campo.

Una de las últimas acciones que ha realizado Hacienda, encabezada por la ministra Maria Jesús Montero, ha sido la reforma de la Ley 11/2021 de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal.

En ellas el Ministerio de Hacienda ha establecido nuevas directrices acerca de materias que han evolucionado en los últimos años. Las criptomonedas son el ejemplo más claro y gracias a la modificación de la Ley, Hacienda ya ha establecido unas líneas para declarar este tipo de activo.

En otros ámbitos Hacienda también ha puesto el foco. Los particulares, por ejemplo, han sufrido cambios en el día a día con las modificaciones que esta ley establece. El importe máximo de pago en efectivo o de transferencias entre personas se han visto modificados en los últimos meses para tratar de luchar contra el fraude fiscal.

Multa de 50.000 euros para autónomos

El caso de los autónomos también es particular. Hacienda ha querido doblar los esfuerzos estos años en este sector que ha visto como el Ministerio intensificaba sus persecuciones para tratar de encontrar todas las irregularidades posibles.

Así, Hacienda ha decidido poner el foco en los trabajadores autónomos que tratan de trampear en una acción cotidiana. Gracias a una herramienta utilizada por algunos llamada “software de doble uso”, se pueden obviar las compras o consumiciones y así no quedar reconocidos en los registros oficiales de las cuentas de los autónomos.

Esta herramienta es una trampa en la contabilidad oficial para pagar menos impuestos. Tras el conocimiento de este tipo de software Hacienda decidió modificar un apartado en la Ley anteriormente descrita para fijar una sanción a aquellos que decidan usar esta herramienta.

Llegados a este punto, existen tres niveles distintos que se relacionan directamente con este sistema. La producción, comercialización o pertenencia de esta herramienta suponen estos tres grados que determinan la sanción para aquellos que lo posean y utilicen para defraudar fiscalmente al Estado.

Así las cosas, los autónomos que utilicen esta herramienta y sean detectados por Hacienda se enfrentan a multas de 50.000 euros siempre que este no este certificado oficialmente. Además, quien comercialice este tipo de productos también se enfrentan a sanciones que pueden ascender hasta los 150.000 euros.

Este dependerá de los ejercicios que se hayan llevado a cabo ventas de esta herramienta. A medida que esto sea prolongado en el tiempo la sanción incrementará y será más cuantiosa.