Fuerte subida de cereales, aceite de oliva, huevos, carnes y pollo

Los costes de producción agrícolas y ganaderos se disparan

Los precios del aceite de oliva se han disparado
Los precios del aceite de oliva se han disparado FOTO: Victor Casado EFE

Los precios de los principales cereales experimentaron durante la semana pasada importantes subidas en las lonjas, situándose la cebada, el maíz y el trigo pienso por encima de las 60 pesetas por kilo en algunas de ellas, un récord histórico. También hubo fuertes incrementos de las cotizaciones en origen del aceite de oliva. En el caso de la ganadería, hay que destacar las alzas en porcino de capa blanca, las canales de vacuno, que volvieron a situarse en un nivel histórico, los huevos y los pollos. No obstante, estos aumentos quedan neutralizados por los aumentos que se están registrando también en los costes de producción, entre los que destacan los anotados en los fertilizantes, gasóleo y luz, para los agricultores, y los piensos y la alimentación animal en el caso de los ganaderos.

Los cereales más importantes alcanzaron la semana pasada niveles históricos. Se trata de una tendencia que venía ya de meses atrás y que ha ido a más tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. A título de ejemplo, la cebada cotizó en Zaragoza a 60 pesetas por kilo (en el campo se sigue hablando a estos efectos en pesetas), en León a 65,5 y en Barcelona a 68. En trigo para pienso y en las mismas lonjas se fijaron unos precios de 64, 58 y 70 pesetas por kilo. Finalmente, en maíz las cotizaciones fueron de 62, 56 y 69,8 pesetas por kilo. Asimismo, hubo alzas significativas en el caso de la avena. Las subidas fueron espectaculares en las lonjas que se atrevieron a fijar cotizaciones, ya que en algunas de ellas decidieron no hacerlo, ya que el mercado estaba «roto», en opinión de algunos comerciantes. En aceite de oliva se anotaron también importantes incrementos, de hasta 350 euros por tonelada, en comparación con la semana anterior. Ello se debió a dos factores: las consecuencias de la dificultad de abastecimiento de aceite de girasol y la sequía que azota a las principales zonas de olivar.

En la ganadería predominaron las subidas. Así, por ejemplo, en el caso del porcino de capa blanca hubo fuertes aumentos tanto en los cerdos cebados como en los lechones, tendencia que se mantiene desde hace dos meses. Las canales de vacuno alcanzaron, por su parte, un nuevo record histórico en la mayor parte de las lonjas. Las exportaciones siguen a buen ritmo, porque los precios españoles son más bajos que los de países de nuestro entorno. También continúa a buen ritmo la salida de animales vivos. Esta tendencia al alza es la dominante en el sector de los huevos, en el que la demanda sigue siendo muy superior a la oferta, algo que también se da en el mercado de los pollos; esta semana se espera un importante incremento.