Crea un SUV alimentado con cápsulas de hidrógeno extraíbles que tiene una autonomía de 800 kilómetros

El tiempo de recarga es de tres minutos y ya ha sido presentado en Turín y, próximamente, en el Salón de París

Faouzi Annajah, frente al automóvil alimentado con pastillas de hidrógeno (Le360)
Faouzi Annajah, frente al automóvil alimentado con pastillas de hidrógeno (Le360) FOTO: jmz hi

Tiene 29 años, se llama Faouzi Annajah, es marroquí y ha creado un vehículo equipado con almacenamiento de hidrógeno verde extraíble que ofrece muchas ventajas en el segmento de vehículos alimentados con energías renovables. La novedad es que se alimenta de cápsulas extraíbles, de fácil manejo, que sólo requieren unos minutos para recargar el coche y que le dotan de una autonomía de 800 kilómetros. Ya ha sido presentado en el Salón de Turín y pronto lo hará en el de París.

El pasado l 11 de mayo, en la ciudad italiana, el joven empresario presentó el prototipo, un HUV ( Hydrogen Utility Vehicle ), cuyos códigos estéticos son los de los SUV ( Sport Utility Vehicle ) y que responde al nombre de NamX, acrónimo de New Automotive and Mobility Exploration . Se trata de un vehículo premium en el segmento de los SUV tamaño L. Mide 4,90 metros de largo, 2 metros de ancho y 1,60 metros de alto.

La principal ventaja de este HUV en el segmento de los SUV eléctricos es su tiempo de carga, con tres o cuatro minutos para una autonomía de 800 kilómetros. El sistema de cápsulas es una solución adicional y complementaria, destinada “a hacer que el hidrógeno sea más accesible para nuestros clientes y para los futuros usuarios de esta tecnología”, señala en una entrevista a Le360.

“Sabemos que las hidrogeneras son caras, con un coste del orden de varios millones de euros con obra civil, pero con el sistema que proponemos tenemos la posibilidad de hacerlo más sencillo, más accesible, a un coste mucho menor. Por eso pensamos en este sistema. Trabajamos desde hace muchos años con expertos en ingeniería, hidrógeno, todo lo relacionado con certificación y seguridad”.

“Hay dos formas de recargar nuestro HUV: la forma clásica a través de una trampilla de combustible que permite recargar el vehículo con una pistola de hidrógeno en una estación clásica, que en Europa ya existe desde hace muchos años y luego está el sistema de cápsulas. Estamos en el proceso de desarrollar todo un ecosistema en torno al acceso a estas cápsulas y su integración en el vehículo. Todo esto será presentado, detallado, ilustrado próximamente, en el Salón del Automóvil de París. Pensamos en el cliente, algo extremadamente simple y accesible y sin restricciones adicionales. En resumen, el sistema de cápsulas será similar al de las taquillas”.