Goirigolzarri apuesta por un liderazgo cercano y basado en el ejemplo y en el respeto a las personas

«No creo en los liderazgos carismáticos de forma sostenible, sino en los liderazgos locales», defiende el presidente de CaixaBank

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Gorigolzarri
El presidente de CaixaBank, José Ignacio Gorigolzarri

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, apuesta por un liderazgo cercano, basado en el ejemplo y en un gran respeto a las personas, porque está convencido de que sólo el ejemplo legitima el liderazgo. Así lo aseguró durante su participación en un acto organizado por la Fundación CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos), en el que subrayó que lo fundamental son los liderazgos locales y abordó los retos del sector financiero ante las grandes tendencias globales. «Yo no creo en los liderazgos carismáticos», señaló el presidente de la entidad bancaria, quien expuso que «puede ser que en un momento determinado sea necesario un liderazgo carismático, pero por un corto periodo de tiempo; no creo que los liderazgos carismáticos sean válidos de forma sostenible».

Por contraposición, defendió que cree «en los liderazgos locales». En este sentido, usó como referencia a CaixaBank, un banco que «es una sociedad con mucha gente, muy descentralizada y con muchos puntos de venta. Creo que tienes que crear un caldo de cultivo para que haya muchos líderes locales, que son los que generan motivación en su gente», indicó ante los directivos españoles.

Según el máximo responsable de CaixaBank, «cuando uno analiza los elementos de motivación de las personas, estos no pueden estar en un discurso más o menos brillante o inspirador de no sé quién cada dos meses». Además, incidió en que «la motivación de las personas se basa en la relación diaria, y esa relación diaria la tienen con su jefe o con su jefa, y ese es el elemento en el que yo creo en términos de liderazgo. Y eso es lo que traslada una enorme responsabilidad a todos los líderes de equipo que estén en una sociedad numerosa». Sobre todo en estos momentos, con «un nivel de incertidumbre muy alto» por a la invasión de Ucrania. «Lo que estamos viviendo va a suponer cambios geoestratégicos de enorme calado para el mundo y, muy especialmente, para Europa».

Goirigolzarri defendió asimismo «el liderazgo cercano, basado en el ejemplo, porque sólo el ejemplo legitima el liderazgo. Nadie puede pedir a alguien que haga cosas que él no está dispuesto a hacer», y resumió que es importante un «liderazgo muy centrado en la implementación y en la exigencia, pero con un gran respeto a las personas».