Internacional

Rusia entra en suspensión de pagos

Ayer venció el periodo de gracia de 30 días que tenía para abonar 100 millones de dólares en intereses de su deuda soberana sin que hiciera frente a la obligación

Rusia ha entrado en suspensión de pagos por primera vez en cien años al pasar el periodo de gracia que tenía para el abono de cerca de 100 millones de dólares en concepto de intereses de su deuda soberana, según ha informado hoy lunes la agencia Bloomberg. Los 30 días de gracia para que los acreedores de Rusia recibieran el pago expiraron este domingo sin que el pago se haya efectuado.

Según la agencia, esta situación se considera un evento de suspensión de pagos y es la “culminación de las sanciones occidentales cada vez severas (a Rusia por su “operación militar especial” en Ucrania) que han bloqueado las vías de pago a los acreedores extranjeros”. “Es un signo sombrío de la rápida conversión del país (Rusia) en un paria económico, financiero y político”, afirma la agencia.

Al mismo tiempo, Bloomberg ha destacado que, de momento, tomando en consideración el daño que ya ha sufrido la economía y el mercado de Rusia, la suspensión de pagos tiene de momento un “carácter más bien simbólico y no es gran cosa para los rusos”.

Rusia lo niega

Las informaciones de Bloomberg han sido, sin embargo, negadas por el Kremlin. Según Rusia, el 27 de mayo pasado, el Estado ruso debía pagar en euros y dólares los cupones de dos eurobonos con vencimiento en 2026 y 2036. El Ministerio de Finanzas ha explicado que el 20 de mayo ingresó a la Depositaria Nacional de Liquidación (NSD) 71,25 millones de dólares por los bonos de 2026 y 26,5 millones de euros por los de 2036. Siempre según su versión, la NSD transfirió el 24 de mayo el pago en dólares y al día siguiente el de los cupones en euros a intermediarios financieros internacionales como Euroclear, que ejecuta y garantiza las transferencias a los acreedores. “Por lo tanto, las obligaciones de servicio de los bonos del Gobierno de la Federación Rusa fueron cumplidas por el Ministerio de Finanzas de Rusia en su totalidad de acuerdo con la documentación de emisión para las emisiones de eurobonos”, ha asegurado el departamento que dirige Antón Siluánov.

Este departamento argumenta que estos intermediarios, aún teniendo los fondos antes de que se cumpliera el plazo del pago de cupones y antes de que expirara la licencia de EE UU, “no tomaron los pasos necesarios” para transferir el dinero a los inversores. “Además, todos los actores del mercado sabían de antemano de la expiración de la licencia, pero no hicieron nada para entregar los fondos a los inversores”, ha indicado el Gobierno, que ha enfatizado que “las acciones de intermediarios extranjeros internacionales escapan al control del Ministerio de Finanzas ruso”. “La Federación Rusa no se niega a cumplir con sus obligaciones de deuda con los inversores”, ha recalcado Finanzas, por lo que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó el día 22 un decreto para pagar en rublos los intereses y el principal de los eurobonos a los acreedores extranjeros, que deben abrir una cuenta especial en un banco ruso y pueden luego cambiar a divisas el dinero. El mercado aún no se ha pronunciado si este esquema de pago supondrá otro impago.