Récord de precios de los cereales y del porcino blanco

El trigo duro está en España un 80-90% más caro que hace un año y el blando, un 70%. La cebada, la colza o la soja, al alza

Imagen tomada desde un dron de la sombra de una torre de alta tensión sobre un campo de cereal próximo a la localidad navarra de Aoiz
Imagen tomada desde un dron de la sombra de una torre de alta tensión sobre un campo de cereal próximo a la localidad navarra de Aoiz FOTO: Jesús Diges EFE

La campaña de comercialización de cereales 2021-22, que acaba el 30 de junio, se va a cerrar con precios mucho más elevados de los que existían al comienzo de la misma, tanto en España como en los mercados de futuros internacionales. En el caso de estos últimos se constatan incrementos del 40 por ciento aproximadamente para el trigo en Chicago y del 10 por ciento para el maíz; en París el trigo está un 70 por ciento más caro que en los últimos días de junio de 2021, mientras que el maíz ha cosechado subidas de un 25 por ciento aproximadamente.

Esta tendencia de fondo al alza se ha debido a la confluencia de diversos factores, entre los que destacan la invasión de Ucrania por parte de Rusia y el aumento de la demanda, tanto para alimentación humana como animal.

Las oleaginosas como la soja también han registrado incrementos en los últimos doce meses, aunque menos acusados que los anotados en cereales: así, por ejemplo, la harina de soja estaba a finales de la semana pasada un 20 por ciento más cara que hace un año, mientras que el haba había subido el 15 por ciento aproximadamente en Chicago; finalmente, la semilla de colza había tenido subidas del 30% en París.

En el caso de las lonjas españolas los aumentos han sido más importantes. Los más significativos se han registrado en las cotizaciones de los trigos duros, que, en alguna variedad, se han duplicado; en la mayoría de los casos los incrementos se han situado entre el 80 y el 90 por ciento. Los trigos blandos han anotado alzas de alrededor del 70%, dependiendo de las lonjas, mientras que los trigos destinados a pienso lo han hecho entre el 60 y el 70% de media.

Las cebadas también van a terminar la actual campaña de comercialización con aumentos de entre el 60 y el 70 por ciento en función de las zonas.

A medida que avanzan las siegas y las máquinas cosechadoras se desplazan hacia el norte se constata que la producción será corta y no llegará a los 15 millones de toneladas en el caso de los cereales de otoño invierno. Finalmente, en maíz las alzas han sido más moderadas y se han situado alrededor del 40 por ciento.

Mientras tanto, en el caso de los mercados ganaderos destacan las últimas subidas en los cerdos cebados de capa blanca, que se encuentran en niveles históricos. Según los operadores comerciales, la oferta de animales vivos con destino matadero sigue muy limitada por diversos factores, entre ellos las elevadas temperaturas de la mayor parte de junio, que han ralentizado el engorde de los cerdos. También hay que anotar la demanda de China.