Los precios del aceite de oliva en origen se disparan

La previsión de una campaña corta eleva su coste, que se traducirá al consumidor

Una cuadrilla trabaja entre olivos centenarios en la recogida de la aceituna
Una cuadrilla trabaja entre olivos centenarios en la recogida de la aceituna FOTO: Salas EFE

Los precios en origen del aceite de oliva han experimentado importantes incrementos desde finales de junio. La pasada semana también se registró una importante tendencia al alza. Según fuentes de la cooperativa de segundo grado Oleoestepa, las cotizaciones subieron 125 euros por tonelada en el aceite virgen, que se sitúa en torno a los 3.600 euros; el virgen extra llegó a 3.650 euros y los lampantes a 3.500, subiendo en estos dos últimos casos 100 euros por tonelada. En la Lonja de Extremadura también se anotaron repuntes de hasta 150 euros por tonelada, con precios que han oscilado entre 3.400 y 3.600 euros dependiendo de las categorías. Por último, el sistema de información de precios en origen Poolred confirma también las subidas con un precio medio en extras de 3.598 euros por tonelada frente a 3.515 de la semana anterior; el virgen se quedó en 3.480 euros (3.434) y el lampante en 3.458 (3.399).

Estas subidas, que han sido una constante las tres últimas semanas, se deben a la confluencia de una serie de factores. Por un lado, al nuevo récord de salidas al mercado que se alcanzó en junio, de acuerdo con los últimos datos oficiales que se han hecho públicos. Por otro, a las altas temperaturas de estos días, que afectan de manera muy significativa a los olivos y al cuajado del fruto. A esto último hay que sumar la ola de calor de hace un mes, en plena floración del olivar, y que ya provocó una oleada de daños muy importante. Las previsiones de cosecha de aceituna para molino, y por lo tanto de producción de aceite de oliva para la próxima campaña, han empeorado mucho el último mes y medio y apuntan a que será corta. De todo lo anterior se extrae una consecuencia lógica: subirán también los precios del aceite de oliva al consumidor.

Otros productos

En el subsector ganadero destacan también las subidas en los precios del porcino de capa blanca, que se sitúan en niveles históricos. La oferta de animales es corta y los pesos han bajado por las elevadas temperaturas. En el caso de los lechones, se han anotado alzas porque la oferta es inferior a la demanda. Las cotizaciones del porcino ibérico cebado siguen, semana tras semana, dando pasitos al alza. Así, en Salamanca oscilan entre 2,31 y 2,66 euros por kilo, con una subida de 1 céntimo, mientras que en Extremadura los incrementos se han situado entre los 25 y los 30 céntimos por arroba. En vacuno para sacrificio predominaron las repeticiones los últimos días, aunque en algunas lonjas las hembras notaron subidas. En ovino también abundaron las repeticiones y la excepción fueron los corderos más pequeños, que anotaron subidas. En el pollo se han frenado los últimos incrementos, en conejos predominaron las subidas y en huevos el protagonismo se lo llevaron las categorías superiores que registraron alzas debido a la escasa oferta frente a una fuerte demanda.

En el mercado de cereales predominaron las bajadas en la lonjas, aunque también hubo subidas en León, Barcelona y Extremadura. Fuentes de los operadores comerciales destacaron que la semana pasada comenzó con una cierta animación que días después se apagó, registrándose bajadas o repeticiones. Las máquinas están cosechando las últimas parcelas en el norte de la Península, mientras han comenzado las siegas del girasol en Andalucía. En los puertos, el trigo para alimentación animal y el maíz bajaron y hubo recortes de entre 7 y 9 euros por tonelada. En los mercados de futuros predominaron los descensos para trigo y maíz, tanto en Chicago como en París. La harina de soja también bajó en la plaza norteamericana en comparativa semanal.