MENÚ
domingo 13 octubre 2019
04:28
Actualizado

El taxi desfallece tras dos semanas y pide microcréditos para resistir

El colectivo se unió a la manifestación de los pensionistas para «hacer fuerza» ante el «no» de Ángel Garrido.

  • Los taxistas, ayer, durante la manifestación por el sistema de pensiones en la Puerta del Sol
    Los taxistas, ayer, durante la manifestación por el sistema de pensiones en la Puerta del Sol
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de febrero de 2019. 01:46h

Comentada
Diego Hidalgo.  Madrid. 3/2/2019

La manifestación por el futuro de las pensiones tuvo ayer como invitados de última hora a los taxistas, que llevan ya dos semanas de paros en su cruzada contra los VTC. Sin embargo, esta guerra de desgaste comienza a mostrar sus primeros signos de debilitamiento: el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz reconoce que, para mantener la huelga, se están pidiendo microcréditos a entidades financieras por parte de los conductores. A esta asfixia económica, se suma una cierta pérdida de fuerza en las protestas. Ayer, los taxistas se tuvieron que unir al colectivo de jubilados para lograr una mayor visibilidad. Lo hicieron apenas 24 horas después de rebajar sus pretensiones ante la negativa constante del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

Los taxistas, que pierden de media 200 euros cada día que mantiene la huelga, presentaron el pasado viernes a Garrido una propuesta «más flexible». En ella, demandaban que sean los ayuntamientos los que fijen el tiempo de antelación necesario para contratar los servicios de VTC.

Ante dicha proposición, el Gobierno regional afirmó que contactará con los huelguistas a comienzos de esta semana, una vez se termine de analizar la propuesta del sector, aunque el presidente de la Comunidad de Madrid fijó una línea roja inexpugnable: no saldrá adelante «nada que suponga la desaparición de los VTC en la región».

Los taxistas tacharon de «burla» la respuesta de Ángel Garrido, enquistándose aún más en unas negociaciones que, de momento, han sido infructuosas. Ahora, los afectados fijan su mirada en el encuentro que se aproxima, organizado por la Consejería de Transportes, Infraestructuras y Vivienda tras las múltiples peticiones del sector, y del que urge sacar algo positivo a lo que aferrarse, a tenor de la extenuación de un colectivo profesional que lleva ya hoy 14 días de huelga.

En línea con el resto de las declaraciones, el portavoz de la Federación Profesional del Taxi madrileño, José Miguel Fúnez, reiteró que la Comunidad de Madrid «no quiere hacer nada» para solventar el conflicto con los VTC. En consecuencia, aseguró que los servicios jurídicos del sector están dispuestos a interponer demandas tanto contra las plataformas que intermedian VTC, a las que pedirían indemnizaciones de más de 100 millones por «competencia desleal», como contra el gobierno regional, por «prevaricación». Por otro lado, las asociaciones del taxi de la Comunidad Valenciana presentaron este miércoles a la Generalitat un escrito en el que exigían un mínimo de 12 horas de precontratación y la prohibición de que los VTC circulen libremente para captar clientes.

No hay garantía alguna de que el fin de esta situación esté próximo, y el colectivo hegemónico del sector del transporte comienza a desfallecer. De momento, el taxi volverá a manifestarse mañana por la mañana frente a la sede del PP en la calle Génova y por la tarde en la Puerta del Sol, en lo que ya es una guerra de desgaste en toda regla.

Últimas noticias