MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
11:31
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La importancia de la I+D

Europa tiene todavía mucho trabajo por delante en cuanto a la investigación y el desarrollo frente a otros territorios como EE.UU. o la India, que lideran este sector.

  • La importancia de la I+D

Tiempo de lectura 2 min.

15 de septiembre de 2018. 23:33h

Comentada
Guillermo González.  15/9/2018

Las inversiones destinadas a las actividades de investigación y desarrollo (I+D) son realmente importantes para los sectores productivos de cada país. Lo más relevante de la I+D es generar información y conocimiento para tratar de resolver los problemas o dudas que surgen frente a un aspecto destacado de la sociedad. La importancia de las inversiones en I+D en las empresas es clave para incrementar la productividad para abrir nuevos horizontes en el mercado y, entre otras cosas, para mejorar la reputación de la compañía. Cada vez más, las empresas destinan una gran parte del presupuesto, ya que, a la larga, ofrece múltiples beneficios como el aumento de las ventas, de la rentabilidad, además de la apertura de nuevos mercados. Las compañías que más recursos destinan a innovar en sus productos y procesos productivos, y además en el desarrollo de los mismos, son del sector tecnológico. No obstante, esto no ha sido siempre así, ya que hace unos años las empresas que más se dedicaban a esta actividad eran farmacéuticas y fabricantes de automóviles como Volkswagen. Actualmente, esta empresa de automoción ocupa el segundo lugar del ranking en inversión con 15.100 millones de dólares destinados a esta actividad. En primera posición se encuentra Amazon, que destina 17.400 millones dólares a la investigación, mientras que Alphabet (14.500 millones de dólares), Intel (12.800 millones de dólares) y Samsung (12.800 millones de dólares) completan los siguientes lugares de esta clasificación. En cuanto a los países, desde hace años, son los del centro y del norte de Europa los que cuentan con mayor intensidad de gasto en investigación y desarrollo. En los primeros puestos de la lista figuran Suecia y Austria, cuyo gasto medio en I+D supone el 3,3% y el 3,1% del PIB. Después se encuentran Alemania y Dinamarca –ambos con un 2,9%– a una décima de alcanzar el 3%, que es el objetivo fijado por la UE en su estrategia en Europa para el año 2020. En el caso de España, podemos apreciar un estancamiento considerable en los últimos diez años. Nos mantenemos en el mismo porcentaje que teníamos desde el año 2006. Sólo por detrás de nosotros se encuentran Grecia y nueve miembros de reciente adhesión a la Unión Europea y Letonia cierra la clasificación con un 0,4%. Un dato preocupante del que España se debe sobreponer.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs