MENÚ
domingo 20 octubre 2019
04:49
Actualizado

La locura de hacer contactos para encontrar trabajo

La red de conocidos es cada vez una herramienta de mayor poder para la búsqueda de empleo y un ahorro para las organizaciones

  • Hay que aprovechar los momentos de éxito laboral para hacer «networking»
    Hay que aprovechar los momentos de éxito laboral para hacer «networking» /

    Dreamstime

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

20 de septiembre de 2019. 12:27h

Comentada
Rosa Carvajal.  Madrid. 24/9/2019

ETIQUETAS

Quien tiene un amigo tiene un tesoro y por qué no también un trabajo. La red de contactos es uno de los activos más valiosos de los candidatos y puede ser la clave para encontrar empleo. El 52% de los recolocados lo hace a través de esta vía, muy por encima de otras opciones como internet (20%), según un estudio de Lee Hecht Harrison. La red de contactos es cada vez una herramienta de mayor poder para la búsqueda de empleo pues permite a las organizaciones un ahorro en sus procesos de selección y evita la publicación de detalles acerca de su estrategia empresarial.

Las compañías valoran tener referencias positivas de los candidatos y prefieren contratar a personas que vengan recomendadas por alguien de confianza que ya está dentro de su entorno, como trabajadores, familiares, amigos, clientes, proveedores, etc. Pero cultivar estas relaciones no es algo que se le dé bien a todo el mundo. Los españoles en particular somos duchos en entablar relaciones, por delante de otros países de nuestro entorno. «Una buena red de contactos es una herramienta muy poderosa para buscar trabajo en todas partes. Ahora bien, los españoles somos más dados al desarrollo de relaciones personales en el ámbito del trabajo. Es parte de nuestras costumbres intimar con nuestros “stakeholders” y trascender la relación meramente profesional para convertirla en algo más. Por eso comparativamente, disponemos de una red de contactos profesional más potente y por ende con mejores resultados, que en otros sitios donde traspasar la barrera de lo profesional es más la excepción que lo corriente», sostiene Marco Laveda, managing director Spain&Portugal de Robert Walters.

Si bien podemos tener la capacidad de tejer relaciones con mayor facilidad, la forma de utilizar nuestra red de contactos en beneficio propio es todo un arte que no todos sabemos manejar con éxito. La gestión o utilización del «network» o red de contactos, el conocido como «networking» tiene el objetivo de compartir recursos u obtener información. «A pesar de que en España la consideración del “networking” se sigue ligando todavía al concepto de “enchufismo”, no es más que una visión reduccionista. Al contrario de lo que pueda pensarse, se trata de la búsqueda de información relevante y valiosa, no de pedir trabajo directo o vacantes, es decir, los contactos no proporcionan un empleo, sino la información que ayudará a conseguirlo», explica Natalia March, directora de operaciones de Lee Hecht Harrison. Es decir una red de contactos bien tejida y manejada, proporciona una posición privilegiada en el acceso a la oportunidad y una ventaja determinante frente a competidores más desconocidos para el empleador, añade Laveda.

Estrategia

Para construir una red de contactos se recomienda establecer una estrategia y tener claro lo que se quiere conseguir. Es fundamental definir el tipo de personas que pueden ayudar a conseguir nuestro objetivo y eso no se puede construir en un día. «Es importante aprovechar los momentos de éxito laboral y las oportunidades que brinda el hecho de estar empleados. En este contexto es cuando hay que empezar a alimentar el “networking” día a día y convertir en un hábito la incorporación de nuevos contactos dentro de nuestro ecosistema de trabajo», explica Natalia March.

La capacidad de ver y ser vistos en congresos, ferias, eventos, colegios profesionales, comunidades virtuales, etc. todos son lugares propicios para conseguir aliados. La meta final es llegar a la oferta antes incluso de que salga al mercado. Lo principal es interaccionar con personas en la red periódicamente y evitar que se enfríe el contacto. Se deben comunicar metas y éxitos, pero también pensar en el interés del interlocutor. En este sentido Marta Romo, socia de BeUp, aconseja no convertirnos en «vendehumos». «Una de las claves a la hora de seleccionar a una persona, más allá del currículo, es la credibilidad. Para ello las referencias son grandes aliadas y eso es lo que ofrece una red de contactos. Por otro parte, hoy en día el ‘‘networking’’ tradicional se complementa con el virtual con redes sociales como Linkedln».

José Castellanos, «managing» director de PageGroup reconoce que, aunque el «networking» puede ser muy útil en nuestra vida laboral, tiene la misma relevancia que cualquier otro método de colocación disponible actualmente. «Recurrir a contactos para encontrar empleo sigue más presente en España y, en general, en países del sur de Europa, pero al ser una práctica menos frecuente en otras zonas, es importante no centrarse en la misma, sobre todo si queremos optar a puestos de trabajo en el extranjero. No hay que olvidar que dependemos de nuestros conocimientos y habilidades para realizar nuestro trabajo».

Claves:

 Para un buen «networking» es importante generar una base de datos propia, basada en los intereses y objetivos de cada uno.

 Tener a mano información concreta y clara sobre los contactos. Tan importante es tu objetivo como lograr aportar valor a nuestros contactos.

 El «networking» es un canal excepcional para transmitir la marca personal. La proactividad es un punto clave en el proceso de búsqueda de empleo.

 La comunicación, si se produce, habrá de ser en todo momento veraz, transmitiendo así seguridad. No hay que convertirse en «vendehumos».

 Escuchar más, hablar menos. Preguntar, cuidar los detalles, y mostrar interés y respeto, son claves para la construcción de una sólida red de contactos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs