La oferta de Moncloa a Torra: Más TV3, financiación y control de la Educación

La «agenda para el reencuentro» de 44 puntos incluye estudiar nuevos tributos y dinero para los Mossos

Las reuniones entre el presidente del Gobierno Mariano Rajoy y el de la Generalitat se caracterizaron en su día por el listado de peticiones con el que el líder catalán de turno desembarcaba en La Moncloa. Artur Mas lo hizo con 23 puntos y Carles Puigdemont dobló la apuesta hasta las 46 demandas. Sánchez quiso ayer revertir esta tendencia y acudió a La Generalitat con 44 respuestas a las tradicionales exigencias de los catalanes. Estas son algunas de ellas:

La Mesa de diálogo se reunirá este mes de febrero

El Gobierno había asegurado que la fecha de la reunión de la Mesa de diálogo entre gobiernos no saldría de la cita Sánchez-Torra, pero no así la vocación de que este encuentro se produzca cuanto antes. En el primero punto de los remitidos por el presidente del Gobierno al de la Generalitat figuraba que este foro se celebrase antes de que acabase el mes de febrero con el «objetivo de buscar soluciones políticas que reflejen los intereses de una amplia mayoría de catalanes».

Sin alusiones a la Constitución

El documento también se refiere a uno de los pilares sobre los que el Gobierno está dispuesto a cimentar su nueva relación con Cataluña: la desjudicialización del conflicto catalán. En contra de lo que hiciera el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que recurrió a los tribunales para frenar la deriva ilegal de la Generalitat, Sánchez quiere que la búsqueda de soluciones se de en el ámbito de la política, aunque siempre «en el marco de la ley y el respeto a la seguridad jurídica».

Regeneración y memoria democrática

Sánchez extiende algunos de los compromisos del Gobierno de coalición también a Cataluña, en lo relativo a la supresión de los aforamientos para cargos políticos, el Plan Nacional contra la Corrupción y la renovación de los órganos constitucionales y organismos independientes. También en materia de memoria histórica se promoverá la anulación de las condenas y sanciones al ex presidente de la Generalitat, Lluís Companys.

Más financiación para Cataluña

El Gobierno mantiene su compromiso de reformar el sistema de financiación autonómica, garantizando la igualdad entre territorios, y hoy presentará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera una senda más transitable, que permita reducir el déficit y la deuda pero que no afecte a la creación de empleo ni al crecimiento económico. El Gobierno confirma, asimismo, el compromiso de que los próximos Presupuestos recojan las disposiciones contenidas en el Estatuto de Autonomía sobre inversión de la Administración General del Estado como ya sucedía con el proyecto de PGE para 2019. Esta cifra corresponde al déficit del Estado con Cataluña en materia de infraestructuras partiendo de la base de que la inversión debe corresponderse al peso de Cataluña en la economía (18% del PIB). Hace un año y medio, el actual consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet (JxCat), cifró en 3.808 millones la deuda del Estado con Cataluña. Ayer, Pedro Sánchez habría ofrecido unos 4.000 millones a cambio de que Cataluña renuncie al «procés».

Autonomía financiera y ¿negociar la unidad de mercado?

A esto se apunta que Sánchez también se abre a estudiará los planteamientos tributarios de la Generalitat en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de cara a la elaboración del nuevo Sistema de Financiación Autonómica. El propósito de la Generalitat es lograr más capacidad de intervención para recaudar. Sobre la unidad de mercado, el Gobierno sólo especifica que «se abre a la negociación» y se muestra partidario a «descentralizar las ayudas y subvenciones».

Impulso a la Comisión Bilateral

También en el mes de febrero se reunirá la Comisión Bilateral Estado-Generalitat en la que, a la espera de concreciones sobre demandas de traspasos, el Gobierno considera que puede haber avances a corto plazo en materia de becas, compensaciones o por nuevas plazas judiciales.

Embajadas catalanas

Este es uno de los puntos en los que se da un «sí, con matices» a las pretensiones de la Generalitat. Moncloa asegura que las delegaciones en el exterior deberán ajustarse a los principios contenidos en la Ley de Acción y Servicio Exterior del Estado. Cabe recordar que la Generalitat reformuló el decreto de apertura de las «embajadas» en México, Túnez y Argentina –las tres últimas– para esquivar el veto del TSJC tras un recurso del anterior Gobierno de Sánchez.

Inmersión en educación

La nueva Ley de Educación «contendrá la normativa que afecta al modelo de escuela catalana» basada actualmente en la «inmersión» lingüística con el catalán como lengua vehicular.

Nuevas infraestructuras

El documento del Gobierno dice que «se está avanzando en iniciativas como el Corredor Mediterráneo, las estaciones de Sants y La Sagrera y el Plan de Rodalies». También garantiza que el proyecto de Presupuestos para 2020 contendrá partidas específicas para estas materias. Sostiene que «el Estado mantiene el compromiso de financiación de los nuevos accesos sur viario y ferroviario al puerto de Barcelona», y que «se tiene previsto invertir en el aeropuerto de El Prat –más de 1.500 millones de euros en los próximos años–, en la nueva Ciudad Aeroportuaria y actualizar los planes directores de los aeropuertos catalanes.

Más dinero para los Mossos

En septiembre de 2018 se acordó el pago de la compensación por el incremento de la plantilla de los Mossos d ‘Esquadra, un compromiso que se mantendrá en los próximos Presupuestos hasta 2022. Las cuentas de 2019 incluían una inyección inmediata de 150 millones para el cuerpo policial catalán de los 700 totales comprometidos.

El IVA de TV3

El Gobierno se muestra abierto a estudiar la deducción del IVA de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, entidad dependiente de la Generalitat que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio, en el foro de la Comisión Bilateral entre Estado y Generalitat. Los sucesivos Gobiernos de Puigdemont y Torra han tenido que incrementar la partida destinada a la cadena –prácticamente una «estructura de Estado» para el soberanismo– para paliar el pago del IVA. El presupuesto anual de los medios ronda los 300 millones.

Del Mobile a los Juegos de Invierno

A las puertas de celebrarse una nueva edición del Mobile World Congress en Barcelona el Ejecutivo de Pedro Sánchez blinda un evento que aporta cada año beneficios millonarios. En el apartado de eventos hay otro punto más variopinto: el Ejecutivo se abre a estudiar el apoyo a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 siempre y cuando sea una «iniciativa bajo el liderazgo» del Comité Olímpico Español.

Temporal «Gloria»

El Gobierno se compromete también a agilizar «lo máximo posible» las ayudas para las provincias afectadas por los incendios de verano y la borrasca «Gloria» de hace unos días.