Así controla la presidenta del Congreso a los diputados

La presidenta tiene acceso a la fotografía y currículum de los diputados en tiempo real, así como a su teléfono interno

En más de una ocasión nos hemos preguntado cómo es capaz la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, de distribuir los tiempos entre sus señorías o discernir en cuestión de segundos cualquier duda sobre el reglamento de la Cámara Baja. Y es que desde la Presidencia del Congreso se controla tanto el tiempo de intervención de los diputados, las votaciones, así como todo lo que sucede en el interior del Hemiciclo.

La pregunta es ¿cómo lo hace? Pues, como era de esperar, gracias a la tecnología. Batet dispone de una pantalla desde la que puede activar o desactivar el micrófono de cada diputado, controlar el tiempo que lleva consumido el orador que ocupa la tribuna en ese momento y avisarle mediante el parpadeo de unas luces de que debe concluir su intervención.

Los miércoles, durante la sesión de control al Gobierno, esta pantalla le indica los tiempos tasados para cada pregunta y las respuestas del Ejecutivo a los distintos grupos de la Cámara Baja. Y si de votaciones hablamos, Batet también tiene el control. Por regla general, los diputados cuentan con diez segundos para emitir su voto, acto seguido sus señorías pueden ver el resultado en sus pantallas. La presidenta tiene acceso al resultado tanto al resultado como al número de asistentes al pleno en ese momento.

La presidenta dispone de dos pantallas más, una conectada al circuito de televisión en la que se puede ver la imagen de la señal que se está emitiendo y otra en la que hay fotos de todos los diputados, al tocar sobre cada foto la presidenta tiene la opción de ver el nombre y currículum del diputado en cuestión o llamarle por el teléfono interno a su escaño.