Coronavirus

Defensa suspende el desfile del Día de las Fuerzas Armadas “por prudencia”

Anula la tradicional parada militar que iba a celebrarse el 30 de mayo en Huesca “para evitar concentraciones”

Desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla el pasado año
Desfile del Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla el pasado año KE IMAGEN

Como era de esperar, el Ministerio de Defensa ha decidido suspender el tradicional desfile con motivo del Día de las Fuerzas Armadas que iba a celebrarse le próximo 30 de mayo en Huesca. “Por prudencia y con la finalidad de evitar concentraciones este año no se podrá celebrar”, han confirmado desde el Departamento que dirige Margarita Robles. Sin fecha aún para el fin del estado de alarma y el confinamiento de los ciudadanos, la celebración de esta tradicional parada militar suponía un riesgo y un posible foco de contagio que podría poner en peligro todas las medidas puestas en marcha contra el coronavirus.

Se trata de un acto que se remonta a 1978, cuando se estableció por Real Decreto la conmemoración anual de una fiesta de carácter nacional “con el propósito de subrayar la identificación de los Ejércitos con el pueblo español, del que forman parte y al que sirven". Y todos los años, bajo la presidencia de los Reyes, participan en él cerca de 3.000 militares, un centenar de aeronaves y más de cien vehículos. Todo, ante la atenta mirada de miles de personas que se agolpan en las calles por las que desfilan. Algo, esto último, las aglomeraciones, que, al menos en mayo, se ve todavía impensable.

Tal y como aseguran desde Defensa, la intención es celebrar “otro acto de homenaje a las Fuerzas Armadas por todo su esfuerzo y su trabajo frente al coronavirus” en la “Operación Balmis” en los meses de junio o julio.

Lo normal es que cada año se celebre este desfile en una ciudad de España el fin de semana más cercano a la festividad de San Fernando (30 de mayo), pero en varias ocasiones, como entre 2013 y 2016, la crisis impidió que se moviese de Madrid y se restringió la presencia de blindados y aeronaves. En 2017, con María Dolores de Cospedal al frente del Ministerio, el desfile se trasladó a la cercana ciudad de Guadalajara, mientras que en 2018 fue Logroño el epicentro de esta celebración castrense y el pasado año, Sevilla.