La mayoría cree que el ministro Illa debe dimitir por su gestión de la crisis

Valoración del Gobierno. Para el 28,9%, Pedro Sánchez es el miembro del Ejecutivo que más confianza le inspira. De los cuatro ministros al mando, solo el 2,3% se encomienda al ministro de Industria, José Luis Ábalos

Salvador Illa llegó al Ministerio de Sanidad sin experiencia previa de gestión en el sector de la salud. Su nombramiento estaba pensado para garantizar la presencia del PSC en el Ejecutivo en plena tormenta catalana. Sin embargo, la pandemia ha convertido a este licenciado en Filosofía en uno de los ministros del ramo con mayor visibilidad y, también, que más poder acumula tras decretarse el estado de alarma por la crisis del coronavirus. Sus contradicciones e inexactitudes a la hora de gestionar la pandemia empiezan a pasarle factura. La mayoría de los encuestados cree que Salvador Illa debería abandonar su cartera. Los jóvenes de entre 18 y 34 años y los adultos entre 35 y 54 son los más críticos con su gestión frente a los mayores de 55. Son los votantes de derecha, tanto del Partido Popular como de Vox, los más reprueban su trabajo al frente del Ministerio. El 81,1% de los votantes del PP cree que debería dimitir frente al 92,9% de los votantes de Vox. Por el contrario, el electorado de izquierda es más benévolo y considera que sí debería mantenerse en su puesto. Solo el 18,2% de los socialistas está a favor de que se vaya frente al 20,8 % de Unidas Podemos.

A lo largo de este mes y medio bajo estado de alarma, todos los miembros del Ejecutivo se están exponiendo ante la opinión pública con ruedas de prensa y declaraciones institucionales, algunas para contar novedades y, otras muchas, para no decir nada nuevo. En las últimas semanas, de hecho, la comparecencia de los sábados de Pedro Sánchez para pedir la prórroga del estado de alarma es ya algo habitual. Quizá por ese motivo y porque es el más conocido del Ejecutivo, para el 30% de los encuestados Pedro Sánchez es el miembro de Gobierno que más confianza les genera. Este porcentaje se eleva al 77,3% entre sus votantes mientras que para los seguidores de Vox y el Partido Popular cae hasta el 0% y el 2,1%, respectivamente. Para los votantes de derecha es la titular de Defensa, Margarita Robles, el miembro del Ejecutivo que les da más confianza. No en vano, Robles está recibiendo elogios tanto de su equipo como de la oposición por el buen trabajo de los tres cuerpos del Ejército y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la «operación Balmis», así como por sus intervenciones públicas que se están caracterizando por un tono conciliador. De hecho, de los cuatro ministros al mando de la gestión de la crisis del coronavirus –Transporte, Defensa, Interior y Sanidad– es quien recibe un mayor apoyo. En el lado opuesto, el titular de Transporte, José Luis Ábalos solo ofrece confianza a solo 2,3% de los encuestados frente al 9,8%,, que elige a Robles, el 5,6 a Illa y el 2,6 a Grande-Marlaska.

Seguido del Presidente, para el 10,8% de los participantes en el sondeo de NC Report, la vicepresidenta Carmen Calvo es la persona del gabinete de coalición que más confianza suscita. El podio, detrás de Sánchez y Calvo, lo completa el vicepresidente segundo de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, al que elige un 10,8% de los participantes. Es dentro de su electorado donde cuenta con mayor apoyo ya que para el 65% es quien mayor confianza le genera. En el lado opuesto, tanto los votantes del Partido Popular no confían en sus habilidades como gestor político.

Entre los votantes de Unidas Podemos se cuela la ministra de Igualdad, Irene Montero, como uno de los rostros en los que más confían, siendo para el 10,8% de los encuestados el miembro del gabinete en el que más confían frente al 1,6% en términos globales. Solo un 2,3% de los socialistas y un 2,1% de los populares, la señala como el miembro que le inspira mayor confianza.