La huelga del asesino de caballero es para el traslado de los presos al País Vasco

Campaña organizada del separatismo vasco para presionar a Pedro Sánchez

Existe una campaña del separatismo vasco para aprovechar lo que consideran una “buena coyuntura” y lograr que todos los presos de ETA sean acercados a cárceles del País Vasco y Navarra. Ahora resulta, que la huelga de hambre que protagoniza Francisco Ruiz, el asesino del concejal de UPN Tomás Caballero, tiene el mismo fin, aunque la haya vestido como una protesta por las, según él, “amenazas, las palizas y los insultos” que recibe en prisión.

Tal y como informó LA RAZÓN, el PNV está en la misma línea de exigir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dicho traslado de los reclusos terroristas. Por si faltaba alguien, la asociación Etxerat, que agrupa a la mayoria de los familiares de los presos de la banda, ha “instado a los gobiernos español y francés a dejar sin efecto, sin demora y para siempre, las políticas de excepción. Es imprescindible y urgente. Y trasladar a Euskal Herria a todas y todos los presos vascos”. También pide la “libertad inmediata para los gravemente enfermos y mayores de 65 años; la recuperación de las visitas ordinarias que corresponden a presos; y la progresión de grados y que los presos que cumplan las condiciones estén en casa”.