Urkullu necesitará al PSE para gobernar y la coalición PP+Cs no suma

El tripartito vasco PSE-EE, Bildu y Elkarrekin Podemos no suma, y los de Casado y Arrimadas obtendrían tres escaños menos que en 2016, Vox estaría a punto de entrar

Sin sorpresas en el País Vasco. El PNV continuaría teniendo las llaves de la Ajuria Enea, pero seguiría necesitando al PSE para gobernar. Según el tracking electoral de NC Report para LA RAZÓN, el PNV sumaría entre tres y cuatro escaños más respecto a las últimas elecciones autonómicas de 2016, es decir que ni la gestión de la pandemia ni el vertedero de Zaldibar pasa factura a Íñigo Urkullu.

El PSE, escala a tercera fuerza política en el parlamento autonómico con entre 10 y 11 escaños, sumando entre uno y dos más. Se sitúa por delante de Elkarrekin Podemos, (Unidas Podemos) que había obtenido once y ahora aspira a una horquilla de entre ocho y nueve escaños.

La sorpresa la da Vox que se encuentra, a estas horas, a punto de entrar en el parlamento Vasco con un escaño. Mientras, la coalición PP-Ciudadanos no parece rentabilizar la suma de los dos partidos y se queda como quinta fuerza política con entre seis y siete escaños, mientras que hace cuatro años el PP obtuvo nueve escaños.

Con estos datos, el PNV, que mejora entre tres y escaños, consolida su posición como socio de Gobierno en el Congreso de los Diputados y si el resultado autonómico se cumple, podrá hacer valer sus seis escaños para futuras negociaciones, como la próxima cita con los Presupuestos Generales del Estado.

Por su parte, la expectativa del partido de Arnaldo Otegi, de gobernar en la Lendakaritza, no se cumple. Bildu obtendría entre 17 y 18 escaños, el mismo resultado de 2016 (18).

El soñado tripartito vasco por parte de Podemos, no suma. PSE-Elkarrekin Podemos y Bildu suman 35 escaños, a dos de la mayoría, que se sitúa en 37.

Resultados País Vasco