Buscan en la misma zona del vertedero de Zaldibar los restos de Joaquín Beltrán

Los restos óseos y objetos hallados hasta el momento pertenecerían a Alberto Sololuze

Continúan las labores de búsqueda en el vertedero de Zaldibar (Vizcaya) donde perdieron la vida dos trabajadores sepultados
Vista general de la zona donde trabajan en las labores de búsqueda de los dos trabajadores sepultados bajo los escombros del vertedero de Zaldibar (Vizcaya), que se derrumbó el pasado 6 de febrero y donde se han localizado restos óseos, que parecen corresponder a un cadáver. Junto a ellos, se encontraban una cámara de fotos, una correa de reloj, unas gafas de sol y un candado. En principio, estos pertenecerían a Sololuze, aunque hay que esperar a que lo certifiquen las pruebas de ADN, cuyos resultados se podrían conocer a últimos de semana. En Zaldibar, Vizcaya, (País Vasco), a 18 de agosto de 2020. 18 AGOSTO 2020;ZALDIBAR;PAIS VASCO;RESTOS OSEOS Ion Alcoba / Europa Press 18/08/2020Ion Alcoba Europa Press

Por segundo día consecutivo, ayer se llevaron a cabo minuciosas labores de búsqueda de los restos de los dos operarios desaparecidos en el derrumbe del vertedero de Zaldibar en Vizcaya, sin grandes avances. Sin embargo, con los restos óseos y los objetos encontrados hasta el momento, todo apunta a que pertenecerían a Alberto Sololuze –que se encontraba en la zona de la báscula en las que se han hallado varios huesos y objetos personales–, según reconocieron fuentes cercanas a la familia de Joaquín Beltrán a LARAZÓN –el otro desaparecido– y ayer confirmaron a Europa Press fuentes de la investigación.

El pasado domingo, se localizó el primer resto óseo, una tibia envuelta en una tela, después de desenterrar en una de las zonas de la escombrera 250.000 metros cúbicos de deshechos, equivalente a un edificio de ocho pisos.

Un día después, este lunes, se localizaron más restos óseos, que parecen corresponder a un cadáver. Junto a ellos, se encontraban una cámara de fotos, una correa de reloj, unas gafas de sol y un candado. En principio, estos pertenecerían a Sololuze, aunque hay que esperar a que lo certifiquen las pruebas de ADN, cuyos resultados se podrían conocer a últimos de semana.

A las ocho y media de ayer se reanudó la búsqueda de los operarios desaparecidos en la zona de la báscula, donde se han localizado los restos óseos, y que era donde se encontraba Alberto Sololuze en el momento en el que produjo el derrumbe. Los técnicos que trabajan en el lugar esperan poder encontrar, en fechas no muy lejanas, también al otro operario desaparecido, que sería Joaquín Beltrán. Para los trabajos, se marcaron cuatro zonas de búsqueda y ya se está en la cuarta, en el núcleo donde podrían estar los dos trabajadores, aunque todavía queda bastante por rastrear. Todo ello, les lleva a mantener la esperanza de localizar a ambos desaparecidos.