Cayetana Álvarez de Toledo no desvela cuál será su futuro dentro del PP

La ex portavoz popular aún medita si dejará su escaño: "Tengo un compromiso con los catalanes que me votaron", ha asegurado

La ex portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, en una de sus últimas apariciones públicas
La ex portavoz del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, en una de sus últimas apariciones públicasBallesterosEFE

Una semana después de que el presidente del Partido Popular, Pablo Casado anunciara su destitución, la ex portavoz de los populares, Cayetana Álvarez de Toledo, ha roto su silencio en una entrevista en la Cope en la que no ha desvelado su futuro y ha dejado la puerta abierta a mantenerse en su escaño en el Congreso de los Diputados.

Preguntada por si seguirá en su escaño, la ex portavoz popular ha asegurado que no puede dar “una respuesta nítida” aunque ha reconocido que es un asunto al que no deja de darle vueltas. “Es una decisión difícil y que tengo que meditar seriamente y profundamente”.

En este sentido, ha insistido en que “estoy meditando sobre todo ello”, porque -dice- tengo “un sentimiento de compromiso personal con los 280.000 catalanes que votaron por las candidaturas del PP en las últimas elecciones” frente a una situación de “doble pandemia”, la vírica y la nacionalista.

La diputada popular por Barcelona ha explicado las razones que, a su juicio, llevaron a Pablo Casado a sustituirla por Cuca Gamarra: “El presidente del PP consideraba que mi manera de ejercer la libertad era incompatible con su autoridad. Yo pienso que la libertad no es indisciplina y que mi libertad nunca fue un ataque a la autoridad de Pablo Casado”, ha asegurado esta mañana. Según ha revelado, ″él me pidió enfáticamente que actuara con máxima libertad y que diera la batalla ideológica. Lamento profundamente el cambio de criterio”.

Sobre lo que a su juicio, es un cambio de dirección del partido, ha insistido en que no está de acuerdo con el líder del PP, Pablo Casado, y su afirmación ante la Junta Directiva Nacional de que un partido debe parecerse a una sociedad. En su opinión, la obligación del partido es “cambiar la sociedad” para hacerla más igualitaria.

Precisamente, sobre su relación con el líder de los populares, con quien mantenía una estrecha relación pero que se ha deteriorado en los últimos meses, ha revelado que “no hemos vuelto a hablar desde lo sucedido” y ha esperado que “en lo personal no queden heridas. Aunque ingenua, no soy”.

En este sentido, Álvarez de Toledo ha mostrado su perplejidad por los ataques que ha recibido desde su propio grupo parlamentario.”Yo daba por hecho el ataque de la izquierda, del nacionalismo, pero no me esperaba que dentro del partido sucediera eso.”.

Otro de los temas abordados en la entrevista en la cadena Cope estuvo relacionado con la dirección que debería tener el centro derecha en España. Según ha indicado, “el centro derecha ha renunciado a dar la batalla cultural” porque, dice, “hay que desafiar la superioridad moral de la izquierda”.