Defensa destina 182,3 millones a modernizar helicópteros y blindados

Adquirirá un sistema de guerra electrónica para los nuevos “NH90”, un simulador para la versión actualizada de los “Chinook” y elementos operativos para los futuros “Pizarro”

El Consejo de Ministros ha dado el visto bueno hoy a tres contratos de las Fuerzas Armadas por un total de 182,3 millones de euros para la modernización de helicópteros (“NH90″ y “Chinook”), y para la adquisición de diferentes elementos de los blindados “Pizarro fase II”. En concreto, adquirirá un sistema de guerra electrónica digital para las primeras aeronaves, un simulador para la nueva versión de las segundas y, en el caso de los carros de combate, diferentes elementos logísticos y operativos.

Sistema de guerra electrónica “NH90”: 134,9 millones

El más alto de los tres contratos, dotado con 134.936.254,80 euros, hace referencia al «desarrollo, producción y suministro del sistema de guerra electrónica digital para los helicópteros “NH90” GSPA/MSPT» (versiones terrestre y naval). Se trata de un contrato que afecta al último lote de helicópteros de este modelo que aprobó Defensa a finales de 2018 y que incluía 23 unidades, las cuales se suman a las 22 que ya adquirió en 2013.

Estos helicópteros (16 en versión terrestre y 7 navales), se encuentran en fase de fabricación, por lo que se aprovecha este punto para dotarlos de un Sistema de Guerra Electrónica desarrollado por Indra, completamente digital, “que mejorará los sistemas de alertadores de misiles y conllevará el desarrollo de un sistema de contramedidas infrarrojas dirigidas, de última generación, cuyo propósito será proporcionar protección contra todo tipo de misiles guiados infrarrojos”, explica la referencia.

Para el Ministerio que dirige Margarita Robles se trata de un “programa de alto interés militar” de cara a la protección de estos helicópteros cuando se desplieguen en misiones en el exterior. De hecho, los primeros NH90 se encuentran actualmente en Irak y ya fue necesario adaptarlos para operar en ese clima hostil, con altas temperaturas y polvo.

El Programa del "NH90″ arrancó en 2006 para sustituir todas las flotas de helicópteros de transporte táctico en servicio en los dos Ejércitos y en la Armada por un único modelo, el cual está fabricado por Airbus.

Defensa ha adquirido un total de 45 aeronaves en las dos fases. El primer Lote está compuesto por 22 helicópteros (16 para las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra y 6 para el Ejército del Aire). El segundo, mientras, incluye 23 aparatos, a entregar entre 2023 y 2028, entre los que estaría esa versión para la Armada y cuyo gasto asciende a más de 1.300 millones.

Simulador para los “Chinook”: 30 millones

Otros 30.059.912,61 euros tienen como destino la “renovación del simulador y entrenador del helicóptero de transporte pesado del Ejército de Tierra “Chinook” a la configuración F (”Foxtrot"). Se trata de las 17 unidades con las que cuentan las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet), y que este año comienzan su modernización de su versión D (“Delta") a la F. De ahí que sea necesario renovar los simuladores con los que los pilotos se instruyen y practican para actualizarlos con las nuevas capacidades.

Según Defensa, con esta modernización “se tendrán cubiertas las necesidades de entrenamiento. Se podrá dar formación previa y continuada a los pilotos simulando amenazas propias de diferentes escenarios, tanto de día como de noche y en condiciones meteorológicas adversas, así como entrenar situaciones de emergencia o simulación de fallos”. Además, añade que con la nueva versión “se podrán realizar misiones de interoperabilidad tácticas conjuntas con el resto de simuladores de la Academia de Aviación del Ejército de Tierra, lo que permitirá un ahorro importante de horas de vuelo en adiestramiento táctico sin necesidad de operar las aeronaves”. Y es que esa modernización de los helicópteros los convertirá en un aparato totalmente digital de última generación que permitirá alargar su vida más allá de 2040.

Elementos operativos para los “Pizarro Fase II”: 17,3 millones

El último de los contratos aprobado hoy por el Consejo de Ministros hace referencia a la adquisición de elementos logísticos y operativos para el blindado “Pizarro Fase II” por un valor estimado de 17.355.371,90 euros.

El programa del “Pizarro” arrancó hace unas dos décadas y en su primera fase incluyó 144 blindados de cadenas para Infantería y Caballería, mientras que la segunda se quedó en 117 (83 de Infantería y Caballería y 36 para zapadores).

Tal y como explica el Gobierno, se entregarán en los próximos años en las versiones de los Vehículos de Combate de Zapadores (VCZAP) y los Vehículos de Combate de Infantería (VCl/C).

Es uno de los blindados que el Ejército tiene desplegados en Letonia, en la denominada "Presencia Avanzada Reforzada (EFP) de la OTAN.