Citados a declarar los proetarras que decapitaron la imagen del Rey en Pamplona

El acto fue organizado por Sortu, el partido de Otegui, para atacar el Día de la Hispanidad

Un momento del acto organizado por Sortu. EFE/ Jesús Diges
Un momento del acto organizado por Sortu. EFE/ Jesús DigesJesús DigesEFE

Una docena de individuos de los que participaron en un acto en Pamplona el pasado 12 de octubre, en el que fue derribada y decapitada una figura de Su Majestad el Rey, tendrán que prestar declaración los próximos 12, 13 y 14 de enero en la Audiencia Nacional, según se informa en medios abertzales.

Dicho acto, organizado por Sortu, uno de los partidos integrantes de Eh Bildu, tenía como finalidad atacar “al colonialismo y la Monarquía españoles, así como la proclamación de la República Vasca”,

Los organizadores pretendían denunciar el “supremacismo del reino español”. Sumándose a la ola de vandalización de estatuas que recorrió EE UU el pasado junio, habían colocado dos figuras representando aFelipe VI y a Cristóbal Colón en dos pedestales ante el Palacio de Navarra, sede del Gobierno foral.

A continuación, les pusieron sendas sogas al cuello de las que varias personas tiraron hasta derribarlas y decapitarlas mientras sonaba el himno de " L’Estaca”. La concentración había sido autorizada por la Delegación del Gobierno.

La concentración la había solicitado un tal Egoi Irisarri Alzueta (detenido en 2010 en una operación contra SEGI, las juventudes proetarras) para protestar por la “masacre sufrida por América Latina y de apoyo a los pueblos indígenas”. Asistieron unas 250 personas. En la pancarta ponía “nada que celebrar el 12 de octubre”.

La Brigada de Información de la Policía Nacional tramitó una propuesta de sanción por incumplirse las medidas que había establecido la Delegación del Gobierno en la resolución que autorizaba la concentración. También se levantó un atestado por un posible El actu fue organizado delito contra la Corona

Junto a varias asociaciones de inmigrantes, desde Sortu pretendían atacar al “Día del colonialismo supremacista del Reino de España” y a celebrar «el día de su brazo represor, su ejército y la Guardia Civil”. “Hoy aquí en Herria, en Iruñea, no hay nada que celebrar pero sí mucho que decir”, afirmaba la portavoz abertzale, Maider Lazkano.