El Rey apoya un acceso equitativo y solidario de la vacuna liderado por la UE

Felipe VI ha presidido la tradicional recepción al cuerpo diplomático acreditado en España en el Palacio Real, con la mitad de invitados por la pandemia

Thumbnail

El rey ha pedido este jueves garantizar un acceso “equitativo” a la vacuna contra la covid-19 y ha subrayado el deseo de España de que la UE lidere este esfuerzo de solidaridad en el proceso de inmunización, al tiempo que ha defendido el papel central de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Acompañado de la reina Letizia y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, Felipe VI ha presidido la tradicional recepción al cuerpo diplomático acreditado en España en el Palacio Real, marcada por la pandemia, que ha llevado a reducir a la mitad el número de invitados.

El monarca se ha referido a las vacunas contra el coronavirus en medio de la presión de la UE para que las farmacéuticas cumplan con la entrega de las dosis acordadas ante la reducción del reparto de los últimos días.

Felipe VI ha recordado que España ha aprobado un plan de acceso universal de “vacunación solidaria”, además de respaldar la inmunización prioritaria del personal sanitario y de la población vulnerable del mundo.

“El principal objetivo es garantizar un acceso equitativo a la vacuna. Nadie estará a salvo hasta que todos estén a salvo. España quiere que la UE lidere este esfuerzo global de solidaridad”, ha asegurado.

El monarca ha hecho una firme defensa de la OMS, “una absoluta prioridad” para España y que, a su entender, debe desempeñar un papel “central” en la necesaria reforma del sistema de salud global. Una reforma que, ha proseguido, deberá mejorar “las capacidades de alerta, preparación, supervisión y asistencia” de la OMS.

“Extraer las lecciones adecuadas de la experiencia traumática de la pandemia constituye una obligación y representa una muestra de respeto hacia quienes nos dejaron por causa de la covid-19”, ha señalado el monarca al referirse a los fallecidos por el coronavirus, que en el caso de España rozan los 57.300.

Don Felipe ha agradecido a los embajadores su trabajo para que la pandemia “no causara más estragos y dolor”. Una “colaboración diplomática, no siempre pública” que, a su juicio, ha demostrado su eficacia al ayudar a muchos ciudadanos.

El Rey ha remarcado que la pandemia ha supuesto “un indudable paso atrás” en relación con muchos de los logros de las últimas décadas al ser la peor crisis sanitaria desde la II Guerra Mundial. Una crisis que ha demostrado “la interdependencia que existe entre todos los pueblos” y la importancia del multilateralismo, ha destacado el jefe del Estado.

EFE