¿Qué pasó el 8 de marzo de 1908?

La tragedia vinculada al 8-M tuvo lugar un 25 de marzo de 1911 y murieron 140 personas, no solo mujeres, sino también inmigrantes y niños

Huelga de las camiseras de Nueva York de 1909 / Wikipedia
Huelga de las camiseras de Nueva York de 1909 / WikipediaWikipediaLa Razón

Cuando se habla del motivo por el cuál se eligió la fecha del 8 de marzo para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, se recurre a dos historias muy concretas. Siempre se ha dicho que su origen estaba en dos huelgas de trabajadoras que se produjeron un 8 de marzo de 1857 y 1908. La primera de ellas la protagonizaron las mujeres trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York. En aquella época, la mayoría de empleados del sector eran mujeres, que trabajaban más de 12 horas diarias con un salario muy bajo. Por no hablar de la brecha salarial que había respecto al sueldo de los hombres.

Sus agotadoras jornadas laborales y sus pésimas condiciones de trabajo, provocaron que estas mujeres se organizaran y realizaran una marcha por la ciudad para reivindicar sus derechos, aunque lo que recibieron fue una gran represión por parte de la policía.

Los dueños cerraron las puertas

La segunda de estas propuestas, llegaría en 1908. En este caso, 40.000 costureras de grandes fábricas del país se declararon en huelga para reclamar la igualdad de derechos, entre otras reivindicaciones. Siempre se comentó que en una de ellas, Cotton Textil Factory, en Washington Square, los dueños de la empresa cerraron las puertas de las fábricas donde se encontraban las mujeres y se produjo un trágico incendio que acabó con la muerte de más de 120 mujeres.

Sin embargo, tiempo después se explicó que esta tragedia, si bien es real, no ocurrió ni un 8 de marzo ni ese mismo año. El incendio habría ocurrido el 25 de marzo de 1911, tal y como consta en los archivos del Museo de la Ciudad de Nueva York situado en el noreste. El relato cuenta que la historia real se produjo en la fábrica Triangle Shirwaist Company, en la que murieron 140 personas, no solo mujeres, sino también inmigrantes y niños. También explica que la adaptación de esta historia para vincularla al 8-M procede de los movimientos de izquierdas y con un fin únicamente propagandístico.

Hay que señalar, que la primera celebración del 8 de marzo tuvo lugar ese mismo año, en 1911. Justo un año antes de que Copenhague acogiera la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, a la que asistieron más de 100 mujeres de 17 países distintos. El objetivo de esta conferencia era promover la igualdad de derechos de las mujeres y fue ahí donde se aprobó que el Día de la Mujer Trabajadora se celebrara el 8 de marzo.