Vox se estanca: ¿ha tocado techo Abascal?

LA RAZÓN analiza con politólogos el resultado del partido, que no consigue rentabilizar el ruido de la campaña

El presidente del partido, Santiago Abascal celebra los resultados electorales
El presidente del partido, Santiago Abascal celebra los resultados electoralesRicardo Rubio Europa Press

Vox ha sido uno de los principales protagonistas de la campaña, principalmente porque el bloque de la izquierda dirigió todos sus ataques hacia la formación encabezada por Rocío Monasterio. Sin embargo, sus apariciones los medios de comunicación no se ha traducido en un aumento de votos ya que la formación ha cosechado prácticamente, el mismo resultado que en la convocatoria anterior. No en vano, desde el mitin en Vallecas en el que fueron acosados hasta el debate en La Ser en el que la Podemos decidió levantarse y no participar por estar ellos presente, la formación ha estado siempre en el punto de mira.

«El resultado demuestra que Vox cuenta con un votante fiel e ideologizado»

Pedro Marfil (Miembro directivo de ACOP y profesor de la Universidad Camilo José Cela)

En opinión del experto, los resultado casi idénticos a la convocatoria de 2019 «demuestran que Vox es un partido eminentemente ideológico, que aunque pueda recoger votos de otros partidos cuenta con un votante fiel» Desde el punto de vista estratégico, Marfil considera que «es mejor un gobierno en minoría porque el discurso de los de Abascal se desmorona en cuanto entran a formar gobierno». En este sentido, el experto pone como ejemplo lo sucedido en Andalucía, donde apoyaron pero no entraron en el Ejecutivo, en parte, porque según describe si entran «su crítica destructiva contra las instituciones se les cae. Vox quiere mantener ese discurso para mantener esa narrativa». Por último, Marfil también insiste en que «intentarán condicionar y dependerá también de cómo actúe el bloque de izquierda. Podría haber una abstención técnica», tal y como sugirió Isabel Díaz-Ayuso ante las críticas.

«El partido es capaz de marcar debates en la agenda pública»

Eduardo G. Vega (Consultor de CIGMAP y profesor de la Universidad Camilo José Cela (UCJC))

Según señala el experto «es pronto para confirmar que haya tocado techo, y más en un escenario cambiante como es el de la política española a día de hoy, y con pocos datos aún en el histórico de Vox. Y especialmente en una campaña diferente, por ir separada de las municipales y autonómicas, el COVID y unas estrategias muy personalistas.» Sin embargo, «la desaparición de Cs en Madrid y el crecimiento del PP muestran esa posibilidad, ya que había ‘voto por ganar’ en el bloque de centroderecha y solo ha sumado un escaño más.» Otro factor a tener en cuenta es, a su juicio, «que ese posible techo en la Comunidad de Madrid estará ligado a la situación de la política nacional, y ahí el ‘voto útil’ puede perjudicarle y reforzar esa idea. Según señala, «el partido mantiene su identidad y sus mensajes con una narrativa fuerte, capaz de marcar debates en la agenda mediática y en la opinión pública, algo que siempre te permite tener la posibilidad de crecer». En resumen, podría ser, pero es pronto para confirmarlo.

«Es impensable que Vox no apoye a Ayuso»

Manuel Mostaza (Politólogo y director de Asuntos Públicos de Atrevia)

Manuel Mostaza considera que el buen resultado cosechado por Isabel Díaz Ayuso, muy cerca de la mayoría absoluta, permitirá a la popular gobernar sola con el apoyo puntual de Vox. «Es impensable que no acepte sus votos para la investidura». En su opinión, de cara a transmitir un mensaje a la opinión pública, se fundamentaría en evitar que gobierne el bloque de la izquierda en la Comunidad de Madrid, y por otro lado, en evitar una repetición electoral. El experto pone el ejemplo de Andalucía donde los de Abascal hicieron un acuerdo de investidura y han ido pactando medidas como por ejemplo los Presupuestos. De hecho, Vox también fue clave en la formación del primer gobierno de coalición de la comunidad de Madrid, el de Díaz Ayuso con Aguado en 2019, cuando finalmente rebajaron sus exigencias y prestaron sus votos a la popular. En caso, de que una vez se forme el Gobierno, alguno de los consejeros sea de Vox, Mostaza también insiste en «que no pasa nada». En este caso pone como ejemplo el Gobierno de la Comunidad Valencia presidido por el socialista Ximo Puig con apoyo de Compromís y Podemos , este último, otro partido de extremo, en este caso de izquierda, y donde la vicepresindencia segunda y varias consejerías las ocupan miembros de Podemos.

«Al convocar las elecciones, Ayuso ya decidió el cambio de socio en la Asamblea»

Verónica Fumanal (Presidenta de la Asociación Comunicación Política (ACOP)

Para la presidenta de la Asociación de Comunicación Política (ACOP), Ayuso decidió cambiar de socios en el mismo momento que adelantó las elecciones. «De alguna manera ya tomó la decisión al convocar estos comicios», asegura. Para Fumanal, «cuando convocó elecciones cambió de socio prioritario y determinó que su socio prioritario iba a ser Vox, sino no hubiera convocado elecciones porque todo el mundo sabíamos que después de las catalanas Cs tenía muchas posibilidades de sacar un mal resultado electoral». En su opinión, sobre el papel que pueda jugar la formación o cuánto pueda influir en las políticas de la Comunidad de Madrid, insiste en que el apoyo de los de Rocío Monasterio tendrá muy poca influencia real en el futuro gobierno de la Comunidad de Madrid.

«Ayuso ha concentrado el voto útil de Cs y el centro que no ha conseguido el PSOE»

Allende Martin (CEO CompoLider)

Según explica «Ayuso quiere gobernar sola y lo ha dicho en toda la campaña». En su opinión hay dos opciones: que acuerden entrar en el gobierno o solicitar a Vox que se abstenga. «Es importante tener en cuenta el liderazgo que se ha forjado con Ayuso y cómo ha concentrado el voto útil de Cs y centro que no ha conseguido el PSOE e incluso le ha restado unos 100.000 votos del partido socialista de Madrid».