Cataluña

900 policías nacionales abandonarán Cataluña por el acoso independentista

El SUP reclama a Interior medidas sociales y económicas para evitar esta situación

Agente de la Policía Nacional en la frontera de la Junquera  EFE/David Borrat.
Agente de la Policía Nacional en la frontera de la Junquera EFE/David Borrat.David BorratEFE

Uno de cada cuatro miembros de la Policía Nacional van a abandonar Cataluña este año por las dificultades que conlleva este destino. “La situación, según explica el Sindicato Unificado de Policía (SUP), empeora desde el año pasado, en que cerca de 800 agentes abandonaron esta comunidad catalana”.

En 2021, serán de 900 agentes de una plantilla que apenas llega a los 3.500 efectivos. “El problema es especialmente grave en la escala de subinspección donde afecta al 50% de los agentes, aunque en la escala básica se da en un 30%. “Las cifras son escandalosas, la sordera de Interior aún mayor, y la última polémica de la Generalitat retrasando la vacunación de los policías agrava más la situación”, subraya.

Para evitar esta situación, el SUP reclama con urgencia que Cataluña sea declarada “Territorio de Especial Singularidad” para frenar “la sangría de efectivos que sufre la plantilla de esa comunidad autónoma. El número de policías que solicita salir de Cataluña crece año tras año por el acoso independentista y el encarecimiento de la vida. Desde el SUP volvemos a insistir al Ministerio de Interior en que dote a los policías con incentivos económicos y sociales para fomentar el arraigo y mejorar la efectividad de la plantilla”.

“Un día sí y otro también, los policías destinados en esa comunidad y sus familias sufren el acoso independentista y en ocasiones hasta situaciones discriminatorias por parte de los poderes locales y autonómicos que deberían velar por el interés de todos los ciudadanos. Una situación que se suma al encarecimiento de la vida en esa comunidad, una de las más caras de España. Ambos factores empujan cada año a un número mayor de policías a cambiar de destino”, insiste.

La declaración urgente de Cataluña como “Territorio de Especial Singularidad” debe incluir complementos económicos, incentivos profesionales (baremación y permisos) y sociales. Cataluña cumple sobradamente los mismos requisitos de otros lugares en que ya se aplican medidas similares.