Un futuro incierto para los recursos de la oposición

El escrito de Vox es el único con posibilidades de prosperar al haber sido acusación popular en el juicio del “procés”

El líder de Vox, Santiago Abascal, participa en una concentración contra los indultos a los presos del ‘procés’, en la Plaza de Colón
El líder de Vox, Santiago Abascal, participa en una concentración contra los indultos a los presos del ‘procés’, en la Plaza de Colón FOTO: A. Pérez Meca Europa Press

Los líderes de Vox, del Partido Popular y de Ciudadanos anunciaron ayer martes su intención de presentar ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo su recursos contra las nueve medidas de gracia acordadas por el Consejo de Ministros del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos.

Unos “inciertos” indultos que llegarán a la Sección Quinta de la Sala Tercera del Alto Tribunal compuesta por los magistrados Segundo Menéndez Pérez, Octavio Juan Herrero Pina, Wenceslao Olea, Ángeles Huet de Sande y Fernando Romás, que podrían elevar a toda la Sala una decisión que no cuenta con precedentes.

La formación política que tiene más opciones de que su recurso sea admitido por los magistrados, según las fuentes consultadas por LA RAZÓN, es Vox, ya que fue acusación popular en el juicio del ‘procés’. También ha anunciado que presentará una querella contra los integrantes del Consejo de Ministros que han aprobado los indultos.

Medidas cautelares

Una vez que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publique este miércoles los decretos, la formación de Santiago Abascal ya podrá solicitar medidas cautelares para frenar las excarcelaciones, que con toda probabilidad se producirán este miércoles.

También ha anunciado el PP que tratará de frenar las medidas de gracia. Sin embargo, la única posibilidad que tiene la formación liderada por Pablo Casado es que se estime que es parte afectada en los indultos. El líder de la oposición confirmó ayer que tratará de convencer al Supremo de que está legitimado para presentar un recurso tras aparecer en un informe de la Guardia Civil que era uno de los objetivos de los CDR (Comité de Defensa de la República), por lo que considera que puede oponerse a la medida acordada por el Gobierno de Pedro Sánchez y Unidas Podemos.

Precisamente, la argumentación de la Fiscalía del Tribunal Supremo podría abrir una puerta a la participación del PP. Ya que en su escrito sobre los indultos, firmado por los fiscales del ‘procés’ Consuelo Madrigal, Javier Zaragoza, Fidel Cadena y Jaime Moreno, se argumentó que la concesión del indulto por el delito de sedición "representaría una lesión intensa a los valores afectados de convivencia democrática y orden constitucional, perjudicando a todos los españoles, y sobre manera a los que, siendo, al mismo tiempo, catalanes, han creído y creen en la vigencia ordenada del modelo político democrático instaurado en 1978".

Inés Arrimadas

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también anunció ayer que la formación política que lidera presentará un recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra los indultos a los presos independentistas condenados por delitos de sedición y malversación.

En declaraciones frente al Parlament, recogidas por la Agencia Efe, Arrimadas señaló que "una cosa es una decisión discrecional" de un Gobierno y otra "una decisión arbitraria" y "con la única utilidad de que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, alargue su estancia en Moncloa".

El recurso se justificaría, completó la líder de la formación liberal, en que los indultos van en contra del sentido de los informes del Supremo y la Fiscalía, así como porque "las personas no solo no se arrepienten, sino que han anunciado repetidamente que lo volverán a hacer". Según Arrimadas, los indultos no se estarían concediendo si el PSOE tuviera mayoría absoluta. "No hay verdadero convencimiento de Sánchez de que esto ayudará. Hay un interés personal de alguien que no tiene escrúpulos".

Una posición “sólida”

Por su parte, fuentes del Gobierno se mostraron ayer “absolutamente convencidos” de que el procedimiento se ha seguido de manera “escrupulosa”. Y que por eso cada decreto tendrá una treintena de folios, que son “suficientes para motivar esta decisión”. Tampoco creen que el Alto Tribunal vaya a impedir las excarcelaciones, “porque la posición jurídica de los expedientes es bastante sólida”, zanjan las fuentes consultadas.

Argumentos a favor y en contra

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, la Fiscalía y la Abogacía del Estado han recordado que una acusación popular, como es el caso de Vox en el ‘procés’, “no se encuentra contemplada como una de las partes que legítimamente pueden intervenir en el expediente de indulto”, según consta en un auto reciente redactado por el presidente del tribunal sentenciador, Manuel Marchena.
Por su parte, la abogada del Estado que participó en el juicio contra el desafío independentista catalán, Rosa María Seoane, destacó en su informe preceptivo sobre las medidas de gracia que en “la Ley del Indulto no se contempla la emisión de informe por todas las partes acusadoras, sino únicamente por el Ministerio Fiscal y por la parte ofendida”.
De hecho, según recalcan las fuentes consultadas por esta redacción, un afectado por un crimen de ETA tampoco tiene la posibilidad de recurrir los permisos carcelarios de los asesinos de la banda terrorista.
Sin embargo, la jurisprudencia del Tribunal Supremo también aporta argumentos a favor de la inclusión de una acusación popular en un expediente de indulto. Como por ejemplo fue el caso del presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, cuya medida de gracia fue rechazada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal tras un recurso de la asociación Ecologistas en Acción, que ni tan siquiera había participado en el caso por el que fue condenado este empresario.
Por el contrario, todas las fuentes consultadas consideran muy improbable que el recurso que presenten el PP o Ciudadanos sea tenido en cuenta, ya que no participaron en el juicio contra los que ahora han sido indultados.