Las víctimas de ETA protestan en la manifestación a favor de acercar a todos los presos al País Vasco

En la marcha está presente Podemos, socios de Sánchez en el Gobierno, así como representantes sindicales y dirigentes de ERC y JxCat, como Junqueras

Cientos de personas han participado en San Sebastián en una manifestación para reclamar el fin de la política penitenciaria de “excepción” para los presos de ETA, una reivindicación a la que se han sumado representantes sindicales y políticos, entre ellos expresos catalanes de ERC y JxCat.

Cuando arrancaba la marcha, y desde la parte superior del túnel del barrio del Antiguo, punto inicial del acto, miembros del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) han desplegado dos pancartas en las que aparecían tachadas las palabras “presos políticos” y “gudariak” (soldados) y debajo estaba escrito en rojo el término “asesinos”.

Al percatarse de ello, algunos de los asistentes a la manifestación han proferido gritos de “fascistas”.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, muy aplaudido por los asistentes, se encuentra entre la representación de los dirigentes del “procés” que ha acudido a la marcha, en la que hay una nutrida representación de EH Bildu, con su coordinador general, Arnaldo Otegi, a la cabeza, además del secretario general de Sortu, Arkaitz Rodríguez.

Una pancarta con el lema en euskera “Paso a paso en el camino a casa” hace visibles las reivindicaciones de la red de apoyo a los presos de ETA, Sare, convocante de esta protesta, que también respaldan el PNV y Podemos.

La manifestación, a la que se siguen uniendo numerosas personas, ha partido a las cinco de la tarde del túnel del barrio del Antiguo y tras recorrer el Paseo de la Concha y algunas de las calles céntricas de la ciudad, concluirá en el Boulevard donostiarra.

También ha estado presente Podemos en la manifestación a través de su representante de Podemos Euskadi Maite Gartzia, que ha pedido el acercamiento de los presos de ETA al considerar que, al mantenerles alejados de sus lugares de origen, se “vulneran derechos humanos”, y ha reclamado que se modifique la actual legislación penitenciaria, “que no es justa”.

La dirigente de Podemos ha afirmado “que debe haber un acercamiento de los presos a sus lugares de origen o arraigo”. “La legislación penitenciaria que tenemos no es justa y la hemos de cambiar. Se están vulnerando algunos derechos y este es uno de ellos”, ha asegurado, para advertir de que, para que haya “una justicia social, hay que luchar a favor de que no se vulneren estos derechos”.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras (d), junto al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, participan en San Sebastián en la manifestación
El presidente de ERC, Oriol Junqueras (d), junto al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, participan en San Sebastián en la manifestación FOTO: Javier Etxezarreta EFE

Por su parte, el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha calificado de “valiente y sincera” la declaración de EH Bildu del pasado 18 de octubre “en el camino de la paz y el respeto a la vida”, y ha puesto en valor que Euskadi “siga en este momento un camino por el que siempre ha apostado” Cataluña, “que es el camino del diálogo, de la negociación y el acuerdo” para resolver “el conflicto con el Estado”.

Antes de participar en la manifestación, Junqueras ha señalado que esta semana es “una semana especial” porque se celebra la Declaración de Aiete, que dio pie al comunicado en el que la banda anunció que ponía definitivamente fin a su actividad armada.

En este sentido, ha considerado que la declaración que salió de esa Conferencia de Paz de hace diez años en Aiete fue “sincera, valiente, en el camino de la paz y en el respeto a la vida y a los derechos humanos”. “Es valiente, sobre todo, en términos de expresar el dolor causado por la acción armada”, ha asegurado.

Han hablado también los secretarios generales adjuntos de ELA, Amaia Muñoa, y de LAB, Igor Arroyo, que han pedido al Gobierno central el fin de las políticas de excepción y la aplicación de la legislación ordinaria, que incluye “su acercamiento a cárceles de Euskal Herria”.

Muñoa y Arroyo ha exigido al Gobierno de Sánchez cumplir la ley y acabar “con toda la política de excepción penitenciaria”.

Igualmente han pedido que los derechos de los presos sean “definitivamente respetados y se aborde, de una vez por todas en Euskadi, una convivencia democrática como reto futuro en un escenario donde se respeten los derechos de todos y el de la sociedad vasca para decidir su futuro”.

Por un lado, la responsable sindical de ELA ha denunciado la posición “totalmente inaceptable” del Gobierno respecto a los presos, “que tienen derechos, que son fundamentales, y que lo que le toca es cumplir con la ley y respetarlos” porque, “hoy día, no hay ninguna razón ni excusa para seguir manteniendo las mismas medidas de excepción y el Gobierno tendría más bien que estar hablando de justicia transicional”.

A juicio de Amaia Muñoa, es necesario denunciar “la utilización política del Gobierno de los presos, a los que usa como moneda de cambio y a modo de chantaje para llevar adelante sus políticas de cara a sumar sus mayorías”, algo que ha considerado “totalmente inaceptable”.

A su vez, Igor Arroyo ha recordado que la demanda de los acercamientos de presos de ETA y el respeto de sus derechos es algo que ha concitado “el posicionamiento unánime de todos los sindicatos en Euskadi, que se han posicionado por el fin de las políticas de excepción que se aplican” a los reclusos.

En su opinión, “se han dado pasos, pero son insuficientes, y tienen que darse ya los que quedan por dar, porque todos estos presos deben estar en cárceles de Euskal Herria, y se les tienen que aplicar las políticas de progresión de grado y empezar a plantear excarcelaciones tempranas en base a la legislación ordinaria a partir del fin de toda la política de excepción penitenciaria”.