Clases de Memoria Histórica para los niños navarros

La Dirección General de Paz impulsa un proyecto para educar en los colegios sobre el «pasado de terror» vivido en la Guerra Civil en el bando republicano

Los responsables organizan visitas a exhumaciones con el fin de entrar en contacto con «el drama de los desaparecidos». En la imagen, trabajos en el cementerio de Elcarte
Los responsables organizan visitas a exhumaciones con el fin de entrar en contacto con «el drama de los desaparecidos». En la imagen, trabajos en el cementerio de Elcarte FOTO: GOBIERNO DE NAVARRA. Europa Press

En Navarra, las nuevas generaciones apenas conocen quien fue Miguel Ángel Blanco, el edil de Ermua secuestrado y asesinado por ETA en 1997, pero es habitual escuchar hablar de Francisco Franco a quien, incluso, convierten en el motivo y justificación por el que la banda terrorista asesinó durante 50 años.

La Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra, a través del Instituto Navarro de la Memoria -presidido por Geroa Bai- ha creado el programa «Escuelas con Memoria» con el fin de aproximar al profesorado y alumnado «al pasado de terror que se vivió en la Comunidad Foral tras el golpe militar de 1936».

Para ello han organizado un amplio programa para los menores que abarca desde obras de teatro, danza o poesía con el fin de recrear la memoria del bando republicano y transmitir con ello «la dureza de estos procesos con el fin de crear un relato colectivo de los acontecimientos».

Aunque se han cumplido diez años del «cese de la actividad armada» de la banda terrorista ETA no se conoce un programa tan amplio en la educación para concienciar a los más jóvenes de lo que fue el terror etarra comparado con las actividades que se van a implementar en el proyecto de Memoria Histórica donde además, la forma en la que tratan de dar a conocer el contenido, deja ver el sentido que desde dicha institución se pretende dar.

Las actividades del programa “Escuelas con Memoria” oferta a los centros participantes una serie de representaciones que, subraya el texto programático, «podrán ser representadas en los centros» educativos.

El índice bascula en cuatro puntos: formar al profesorado, permitir al alumnado el encuentro con lugares y personas vinculadas a la memoria histórica –siempre desde el bando de la República–, la firma de acuerdos de colaboración con centros escolares para impulsar proyectos conjuntos de investigación e innovación educativa, formación o divulgación del pensamiento científico en torno a la Memoria Histórica y la formación y consolidación de lo que denominan como una «red de Escuelas con Memoria, por la Paz y la Convivencia» con el que pretenden que confluyan centros educativos de todas las etapas que desarrollen proyectos surgidos desde el propio centro y que aspira a proyectarse «a otros territorios», recalcan.

Escape room y excavaciones

En colaboración con el departamento de educación navarro se organiza un seminario que denominan como «la gran fuga» en el cual, con el fin de recuperar el «patrimonio incómodo» se ha elaborado un juego de escape room como «recurso didáctico» para fomentar entre los alumnos el desarrollo del «pensamiento crítico guiado por la investigación acerca de la memoria histórica», así como promover en las futuras generaciones una cultura de paz sobre la memoria o ser agente activo y creador de «nuevos escenarios de aprendizaje».

Entre las actividades que se ofertan está, por ejemplo, un encuentro «intergeneracional» en el parque de la Memoria de Sartaguda (Navarra) con familiares de asesinados en la Guerra Civil. También hay visitas a exhumaciones con el fin de «contactar con el drama de los desaparecidos, escuchar el testimonio de testigos, de familiares o de miembros de asociaciones de memoria histórica» además de explicaciones científicas del equipo técnico encargado de la exhumación.

También cuenta con un catálogo de actividades a realizar en el centro educativo como charlas con asociaciones de memoria histórica y expertos, así como proyecciones documentales. Una de esas proyecciones documentales lleva el título de «Esclavos de Franco en el Pirineo» que también une charlas sobre el trabajo de las asociaciones que trabajan en esta materia así como visitas a exposiciones que pueden ser incluso exhibidas en los colegios previa reserva que se puede realizar a través del blog «Memoria Histórica y Educación».

Juegos «didácticos»

Para afianzar conocimientos también han diseñado un amplio catálogo de juegos didácticos elaborados sobre la Guerra Civil, la violencia desatada tras el golpe de 1936 y la II Guerra Mundial.

Además, se distribuirá la «unidad didáctica Amonarenean Kea», orientada a conocer y dar voz a la memoria de los represaliados durante la Guerra Civil y el franquismo, algo que se impartirá para los niños de Primaria. Y, aclaran que, además, consta de varios juegos editados para enviar a los centros escolares.

Obras de teatro

También hay un catálogo de obras de teatro que podrán ser interpretadas en los colegios. «Santa Perpetua» es una de las propuestas de la selección de textos que se pueden escoger. Esta historia está inspirada en la vida de una mujer de Ciudad Rodrigo (Salamanca) que después de la Guerra Civil decidió vivir encamada. Visionaria y santa de masas representa un «teatro grotesco al servicio de la memoria histórica y del humor oscuro» para sacar a la luz los recuerdos que quiere olvidar.

También está la representación de «Lucio», una reflexión escénica llevada al teatro con la que se tratan de rendir homenaje a Lucio Urtubia Jiménez, el histórico anarquista navarro y de profesión albañil, fallecido un 18 de julio, fecha del golpe de Estado franquista, una circunstancia puesta de relieve en las redes sociales por el actor Guillermo Toledo, quien lo califica como «su última burla al régimen franquista del que se estuvo riendo durante 37 años». Según su biografía, cometió atracos, se introdujo en el contrabando y puso contra las cuerdas al poderoso First National City Bank mediante la falsificación masiva de cheques de viaje. El coordinador de Sortu e histórico miembro de Batasuna, Arnaldo Otegi aludió en redes sociales a la muerte de Urtubia, al que considera «un referente del anarquismo vasco. Un amigo, un compañero de sueños y luchas». Se ha hecho incluso de él una película en Netflix.

También en el folletín teatral destaca otra obra que se oferta a los centros escolares : «Fosa». Con ella esta representación se pretende difundir «las consecuencias de la represión franquista para no quede en el olvido y concienciar y sensibilizar» a las jóvenes generaciones ante estos hechos. «Se trata de una reflexión sobre el drama de las personas fusiladas y desaparecidas en la sublevación fascista y el golpe militar que derrocó a la Segunda República», reza en su sinopsis.

Otra de las obras de teatro que podría visionar el alumnado es la que lleva por título «43º, 13´44´N». En dicha pieza, según refleja el resumen de la misma, se trata de recordar a «todas las víctimas represaliadas y asesinadas durante el régimen franquista», y cita entre ellas desde Maravillas Lamberto, violada y asesinada junto a su padre con apenas catorce años de edad, al último ejecutado a garrote vil en 1974: Salvador Puig Antich. Cabo recordar que la familia Antich continúa pidiendo «justicia» para quien considera que fue «un chivo expiatorio por el atentado de Carrero Blanco», asesinado por ETA escasos meses antes de su detención.

Encuentro intergeneracional

El programa de «Escuelas con Memoria» recoge un encuentro intergeneracional en el Parque de la Memoria de Sartaguda con familiares de asesinados durante la Guerra Civil. Este parque es un lugar emblemático de la Memoria Histórica Navarra y de la Asociación Pueblo de las Viudas. Por grupos, los jóvenes mantendrán un encuentro y diálogo con los familiares de asesinados. Posteriormente se harán talleres que van desde la elaboración de vistas, croquis o dibujos de las esculturas o conjuntos escultóricos; lectura y composición de poemas o actos musicales además de la representación de obras de teatro que previamente hayan preparado en los colegios. Este año, debido a la pandemia, el encuentro se realizó de manera virtual en el que los alumnos se conectaron desde sus centros educativos.