El Rey, a los jueces en Cataluña: “Con vuestra labor reforzaréis la convivencia pacífica”

Lesmes ha agradecido muy especialmente la presencia del monarca de la que ha dicho que es “un gran honor” y ha pedido a los nuevos jueces imparcialidad, incluso, “por encima de las propias convicciones personales”

El rey Felipe VI ha recordado a los nuevos jueces la importancia de que ejerzan su labor con “independencia e imparcialidad” este lunes en el acto de la entrega de despachos en Cataluña. Al evento también ha asistido el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, quien ha agradecido muy especialmente la presencia del monarca; así como la Ministra de Justicia, Pilar Llop, el presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, la Fiscal General del Estado, Dolores Delgado y el director de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez.

A los integrantes de la 70º promoción de la escuela, el monarca les ha dado la enhorabuena y ha destacado su rol en los valores cívicos: “con vuestra labor reforzaréis la convivencia pacífica de la sociedad aportando no solo vuestros conocimientos jurídicos sino, sobre todo, unos valores, unos principios éticos y una rectitud personal y profesional que deben resultar ejemplares”. En este sentido, Felipe VI ha puesto de relieve la trascendencia del Poder Judicial “parte nuclear del Estado” y ha alentado a los futuros magistrados a que continúen “con espíritu constitucional, la encomiable labor de tantas promociones que os han precedido en la defensa de los derechos”.

Felipe VI ha transmitido su “admiración” y “gratitud” a los nuevos 188 miembros que se incorporan a la carrera. “Ya estáis aquí, lo habéis conseguido. Enhorabuena de corazón”, expresó, recalcando la enorme disciplina de haber llegado a este punto en medio de una pandemia. “Una sociedad moderna y avanzada como la nuestra, una sociedad plenamente democrática como es la sociedad español, solo puede desarrollarse en paz y concordia si cuenta con un mecanismo independiente y neutral para la resolución de conflictos”. Uno de los momentos más emotivos en esta gala, que se alargó algo más de una hora, se produjo cuando el rey entregó un diploma a una de las recién llegadas que subió al escenario en una silla de ruedas entre un estruendoso aplauso. Si bien, más sonado de todos los aplausos se produjo al finalizar el discurso del rey cuando todas los asistentes se pusieron en pie entre algún grito de “viva el rey”.

Por su parte, Lesmes ha iniciado su discurso dedicando unas palabras al rey, que el año pasado no asistió por el veto del Gobierno. “Poder dedicar mis primeras palabras a daros la bienvenida corresponde para mí, para todos nosotros, además de un gran honor una inmensa satisfacción”, ha reivindicado. “Vuestra presencia en un acto tan relevante [...] no solo sirve para resultar la dignidad de nuestra función, sino que tiene sobre todo una enorme fuerza simbólica”. El presidente del CGPJ -que esta semana cumple tres años en funciones- ha felicitado a los nuevos profesionales por su recién adquirido compromiso: “los jueces ayudamos con nuestro trabajo a las personas a vivir en libertad”, “aseguramos la convivencia a través de la aplicación de las leyes”. Y les animado a actuar de forma “independiente, ajeno a cualquier tipo de presión” y a cualquier “elemento extraño” que trate de “influir ilegítimamente”.

Lesmes ha alentado a los jóvenes no solo ser imparciales, sino también a aparentar serlo, sin dar sus opiniones en público e, incluso, a actuar con independencia “de las propias convicciones personales”, poniendo siempre por encima la Constitución, de la que ha leído el artículo 117 (una coincidencia con el discurso del rey, que también lo leyó) que versa sobre administrar la justicia en nombre del rey y de forma “independientes”, “inamovibles” y “responsables”. “No olvidéis nunca cuál es vuestra misión”, ha expresado el presidente del CGPJ en el Auditori de Barcelona.

Arropando al rey han estado presentes un amplio número de autoridades del mundo de la judicatura y de otras instituciones, como la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera y el Major de los Mossos d’Esquadra, José Luis Trapero. Asimismo, vocales del CGPJ como Álvaro Cuesta, Juan Martínez Moya, Rafael Mozo, Rafael Fernández Valverde, Gerardo Martínez, Wenceslao Olea o Nuria Díaz; así como magistrados presidentes de las Salas del Tribunal Supremo. En primera fila, el presidente de la Sala Segunda, Manuel Marchena y, a su lado, la presidenta de la Sala Cuarta, Maria Luisa Segoviano; el de la Sala Tercera, César Tolosa; y el de la Sala Quinta, Jacobo Barja de Quiroga. Asimismo, han asistido otros magistrados como Antonio del Moral, quien formó parte del Tribunal que juzgó a los líderes del procés.

Los nuevos jueces, mayoría a Cataluña

Son 188 nuevos miembros en la carrera judicial, con una amplia mayoría femenina (134 mujeres y 54 hombres). Cataluña es la comunidad autónoma a la que irán destinados más miembros de esta promoción, 73 de ellos. En segunda posición, Andalucía se lleva 45 de ellos y otros 15 irán a Canarias. El resto se repartirá por todo el territorio nacional: 4 en Aragón, 2 en Baleares, 3 en Cantabria, 5 en Castilla-La Mancha, 10 en Extremadura, 14 en Galicia, etc.

El CGPJ ha querido recalcar la no procedencia de familias juristas de la mayoría de los nuevos jueces con el resultado de una encuesta realizada en 2019. En los últimos meses se ha reactivado la polémica sobre si la Justicia es una carrera a la que no pueden acceder las familias más humildes, hasta el punto de que Unidas Podemos hizo un anuncio para proponer un sistema de becas que democratice el acceso.

Los datos, sin embargo, desmienten esta idea preconcebida. El 76,46% de los que han llegado a jueces no proceden de una familia jurista. Durante la etapa de preparación de la oposición, la inmensa mayoría (casi un 95%) contó con el apoyo económico de sus padres. Aunque un tercio de los alumnos habían trabajado con anterioridad: 22% en un sector ajeno al ámbito jurídico y el 12% vinculado a éste.

Entre las razones que más han pesado en la elección de la profesión de juez, la mayoría tiene que ver con la vocación por el derecho. Un 96% asegura que les gusta esta materia por su interés en ser garantes de los derechos fundamentales, por la independencia y la imparcialidad de la carrera y, casi la mitad, eligió la profesión para contribuir en la lucha contra la delincuencia.

Además, el área penal vuelve a ser la más atractiva para los futuros magistrados. El 29% de ellos querría ejercer este orden jurisdiccional en el futuro; le siguen el civil (17%), menores (12%), familia (11%), violencia sobre la mujer (10%), vigilancia penitenciaria (6%), social (4%) y contencioso-administrativo (3%).