Encauzado el asunto de los presos de ETA, ahora toca la anexión de Navarra

Arnaldo Otegui lanza nuevos retos para este año, entre los que prioriza la unidad del País Vasco y la Comunidad Foral

Después de encauzar el asunto de los presos, ahora le toca a Navarra y su anexión al País Vasco. Arnaldo Otegui y los suyos no tienen freno en sus aspiraciones y saben que una ocasión como la actual, con un Gobierno como el que preside Pedro Sánchez, es difícil que se vuelva a repetir.

En la asamblea general de Eh Bildu, celebrada en Bilbao, ha instado a “recuperar la estatalidad” de Euskadi y conseguir “la soberanía”. En este sentido, ha afirmado que “cualquier avance” pasa por que “se garantice y respete” el derecho de los territorios vascos y navarro a decidir libremente “qué relación quieren mantener entre ellos”. Ha incluido territorios de sur de Francia que considera integrantes de la gran Euskal Herria, pero allí el presidente es Macron, no muy partidario de los secesionistas, sino de todo lo contrario: la unidad territorial de la República.

Para justificar sus pactos con Pedro Sánchez, ha admitido que a veces generan “contradicciones”, y ha anunciado, ante las próximas citas en las urnas, que EH Bildu “sale al ciclo electoral dispuesta a gobernar”, informa Europa Press.

Otegi, que ha denunciado a quienes tratan de “hacernos desaparecer como país y como pueblo desde hace 500 años”, ha incidido en que EH Bildu sigue “reivindicando y trabajando por recuperar el Estado de Navarra, de Euskal Herria”. “La historia es importante, pero también los retos actuales. Hemos pasado tiempo resistiendo y quizá todavía nos toca resistir, pero estamos construyendo la república vasca”, ha asegurado.

En este sentido, ha marcado como reto a encarar la recuperación de la “estatalidad”, cuestión que no ha atribuido al hecho de ser amantes de las banderas o las identidades singulares, sino porque “el país y sus gentes necesitan protección y saber que hay un Estado que protege sus derechos por encima de los intereses de las élites económicas y políticas”. “Recuperar la estatalidad significa seguir dando pasos en la recuperación de esa soberanía”, ha expresado, para añadir que la soberanía “no son banderas, ni colores, ni identidades, sino quién decide qué decide y donde”. “Nosotros queremos decidirlo todo aquí”.

Asimismo, ha dicho que los vascos no son “menores de edad ni están incapacitados para tomar decisiones”. “Queremos el máximo nivel competencial posible para hacer frente a los grandes retos que tenemos por delante”, ha expresado.

También ha apostado por contar con “garantías de que nadie pueda tocar las competencias”, así como que “se institucionalice el derecho a decidir” para decidir “todo y entre todos los que trabajan aquí”, con independencia de su lugar de nacimiento.

“Cualquier avance en el marco de la recuperación del autogobierno y soberanía en nuestro país, en Vizcaya, Gipuzcoa, Álava, Navarra, Lapurdi, Behe Nafarroa y Zuberoa (estos tres últimos territorios en Francia) pasa por garantizar y respetar el derecho de los territorios vascos o vasco navarros a decidir libremente la relación que quieren mantiene entre ellos”, ha detallo, al tiempo que ha manifestado que 2022 va a ser “un año en que el debate estará presente”.

Por otro lado, ha defendido que las propuestas y alternativas que plantea EH Bildu no corresponden a “laboratorios”, ni tampoco son “extremas o radicales”, sino en base a “experiencias que ya existen en el planeta”.

Se ha mostrado dispuesto a establecer “alianzas” y lograr “acuerdos”, algo que supone “una virtud que genera contradicciones”. “No hay nadie que sea alternativa de gobierno que esté exento de contradicciones ni proceso de liberación sin contradicciones”, aunque ha matizado que “el problema no es que se den, sino gestionarlas de manera inteligente”.

“Nunca nadie tiene toda la razón. A veces nos vamos a equivocar, pero una cosa es equivocarse de una manera y la otra es equivocarse por arriesgar, y nosotros nos arriesgamos y no nos escondemos ni escondemos lo que pensamos. Si nos equivocamos lo tendrá que decir nuestro pueblo”, ha asegurado.

Por último, y en relación al próximo ciclo electoral, ha subrayado que EH Bildu lo encara “con ambición, ambición y ambición”. “Que cambien los liderazgos es bueno para el país. Salimos al ciclo electoral diciendo alto y claro que estamos dispuestos a gobernar. Queremos gobernar porque este país necesita un liderazgo renovado y nuevas propuestas en todos los ámbitos estratégicos”, ha finalizado.