Podemos mide hoy sus fuerzas con el PSOE con su ofensiva sobre la reforma fiscal: “Que se retraten”

El grupo confederal asegura que está dispuesto a ceder en algún punto de la proposición no de ley que se debatirá esta tarde, pero el PSOE tumbará la norma, como ya adelantó este diario

MADRID, 15/02/2022.-El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ofrece una rueda de prensa después de la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados
MADRID, 15/02/2022.-El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ofrece una rueda de prensa después de la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados FOTO: J.J. Guillén EFE

Unidas Podemos medirá hoy sus fuerzas con el PSOE en el Congreso de los Diputados. Esta tarde se debatirá la proposición no de ley sobre la reforma fiscal que ha impulsado el grupo parlamentario confederal, adelantándose al informe de la comisión de expertos del ministerio de Hacienda que culminará este mes de febrero sus trabajos. Desde el partido morado esperan contar con el voto a favor de los socialistas en la votación de la medida que tiene por objeto subir los impuestos a las rentas más altas y a las empresas eléctricas.

Fuentes del espacio confederal admiten que buscan que sus compañeros de Gobierno “se retraten” y desean que pronuncien su voto a favor “y que si buscan mejoras a la norma las expresen a través de enmiendas”. La votación llega una semana después de que el partido morado presentara la reforma fiscal en un acto en Madrid, -después de que no consiguieran introducir la medida en la negociación para los Presupuestos Generales del Estado para 2022- y cuenta con el rechazo contundente de la parte socialista del Ejecutivo e incluso con el aval de la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, que hoy no estará presente en el debate de la iniciativa presentada por los morados, debido a que se encuentra de viaje oficial en Burdeos para participar en el Consejo de Ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores de la Unión Europea.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tachó la semana pasada la iniciativa de “inoportuna”. Es, precisamente, Hacienda quien fijará la posición gubernamental y liderará las conversaciones, una vez que el equipo de expertos entregue su informe. «No es conveniente discutir en paralelo iniciativas que no partan del encargo que el propio Gobierno, con las formaciones políticas que lo componen, ha hecho a un grupo de personas que merecen absolutamente todo el respeto», esgrimió entonces la ministra. La reforma fiscal es una de las tareas pendientes del Gobierno, que no ocultan que es «evidente» su necesidad porque España «es un país muy desigual» y se requiere de un Estado del Bienestar «mucho más fuerte y más redistributivo» para combatir la desigualdad, la exclusión social y la pobreza. Sin embargo, se ha condicionado ponerla en marcha a que se «consolide el crecimiento» y la creación de empleo.

De hecho, la propia vicepresidenta y líder de Unidas Podemos en Moncloa, Yolanda Díaz, tiene claro que debe ser este el camino y llamó a Unidas Podemos a rebajar sus posiciones de máximos, recordando que “el Gobierno de España hablará a través del ministerio de Hacienda”.

Esta misma mañana, Unidas Podemos ha defendido su propuesta y ha ofrecido al PSOE negociar la proposición no de ley. Según el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, aunque haya un comité de expertos que está elaborando una serie de recomendaciones, la reforma fiscal también “es una decisión política”. “Estamos seguros de que ese informe va a contribuir a este debate, lo valoramos como una aportación más”, ha señalado. Según el portavoz, su grupo se ha dirigido al PSOE sobre este particular “ofreciéndoles la posibilidad de negociar” e incluso “ofreciéndole ceder en algún punto” para sacarla adelante.

En el resto de grupos parlamentarios de izquierda, se prevé un apoyo a la medida, pero será el voto de los socialistas, el decisivo para que la proposición no de ley se admita a trámite. De momento la propuesta contará con el favor de Más País, de Compromís, y de la Cup y con los votos en contra del PP, Vox y Ciudadanos. Sin embargo, como ya adelantó este diario, el PSOE tumbará la ofensiva de los morados. Así lo ha confirmado el portavoz socialista en el Congreso, Héctor Gómez,, precisando que optan por respetar los tiempos que ha determinado el Gobierno. “Vamos a apelar al trabajo que viene realizando el ministerio de Hacienda con los expertos para elevar una propuesta elaborada”. Así, la reforma fiscal vuelve a llevar al límite el protocolo de convivencia que se dieron PSOE y Podemos para cohabitar pacíficamente.

Desde ERC, su portavoz Gabriel Rufián ha adelantado que estarán a favor de esta iniciativa siempre que no invada competencias autonómicas, aunque ha mostrado su sorpresa de que Unidas Podemos lleve al Congreso una propuesta que al mismo tiempo está negociando el Ejecutivo con los partidos políticos, informa Efe. “Somos un partido de izquierda que apuesta por una fiscalidad progresista”. Los cuatro diputados de JxCAT solo la apoyaran si se enmiendan varios puntos del texto ya que consideran que hay una invasión de competencias autonómicas. El portavoz de Más País, Íñigo Errejón, ha argumentado que para pagar la Sanidad o la Educación pública debe pagar más quien más tiene ya que los impuestos deben ser justos, aunque le ha pedido al Ejecutivo que traiga una propuesta con fuerza de ley. El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha anunciado que aunque votarán a favor formularán una enmienda para ampliar las atribuciones de los técnicos de hacienda para luchar contra la economía sumergida y el fraude.