Cataluña

Detenido el italiano que quemó una furgoneta de la Policía Urbana de Barcelona con los agentes dentro

Ocurrió en una manifestación en apoyo de Pablo Hasel. Estaba escondido en Francia y ha sido sorprendido cuando regresaba a España por La Junquera

El vehículo de la Policía Urbana, en llamas
El vehículo de la Policía Urbana, en llamas FOTO: jmz apol

Agentes de la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina (BRIC) de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional han detenido esta mañana a Giuseppe Sciacca, ciudadano italiano de 42 años que reside en Francia, cuando cruzaba la frontera desde ese país hacia España, según han infromado a LA RAZÓN fuentes policiales.

Tienía una orden de búsqueda, detención y personación que fue dada de alta por los Mossos d’Esquadra por su presunta implicación en los graves altercados registrados en Barcelona en febrero de 2021 tras la detención del rapero Pablo Hasel y, más concretamente, en la quema de la furgoneta de la Guardia Urbana de Barcelona.

Este individuo ha sido identificado en un control mixto de la Policía Nacional española y la francesa, en la localidad de La Junquera (Gerona), en el acceso a la antigua aduana, cuando entraba en España en a bordo de un vehículo Mercedes, modelo A170. La Comisaría General de Información de los Mossos d’Esquadra tenía dada de alta esta búsqueda para detención desde aquellos incidentes.

Los incidentes acaecieron el 27 de febrero. Poco más de una hora ha durado la concentración en contra de la entrada en prisión de Pablo Hasél convocada en Barcelona con cierta tranquilidad. A medida que transcurría la manifestación a favor de Pablo Hasel varias personas destrozaron entidades bancarias y movieron contenedores para impedir que la policía pudiese avanzar. Justo al principio de las Ramblas, en pleno centro de la ciudad condal, empezaron a lanzar objetos y a usar pirotecnia contra la policía que se vio obligada a avanzar para disuadir a los manifestantes. Fue entonces cuando varios manifestantes quemaron el furgón policial de la Guardia Urbana . Los agentes se encontraban dentro del vehículo en un momento de máxima tensión.

Se produjeron saqueos en distintos establecimientos tras el paso de la concentración por la ciudad condal. En las calles paralelas a las Ramblas, se levantaron barricadas quemando contenedores. Además, los Mossos informaron de que se había incendiado un hotel y distintos establecimientos.

Varias ciudades catalanas registran esa noche varios actos en apoyo del rapero pero en Barcelona se produjeron los hechos más destacables. Ante las protestas que en los últimos días habían perdido fuelle, las juventudes de la CUP caldearon el ambiente e incitaron a sus simpatizantes a salir con mas fuerza que nunca.