España envía su artillería más potente al Báltico ante la amenaza rusa

Despliega la mayor potencia de fuego de la OTAN en Letonia al incorporar seis obuses M109 a los carros Leopardo, vehículos de combate Pizarro, portamorteros y misiles anticarro

No hay nada con un calibre superior en la artillería española, igual sí, pero no mayor. Pesa 24 toneladas y media, está armado con un tubo de seis metros de longitud y tiene una cadencia de seis disparos por minuto que lanza munición de 155 mm a una distancia de 18 kilómetros si es convencional, de 30 si es munición de alcance extendido y hasta de 55 kilómetros si hablamos de la munición Excalibur, que llegará a España el próximo año. Son los obuses autropropulsados M109 A5 del Ejército de Tierra que España enviará a la misión Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN (eFP) en Letonia, la cual también ha reforzado con 156 efectivos más. Lo más potente que España ha desplegado nunca fuera de sus fronteras. Estuvieron en el Sáhara Occidental, pero cuando era español. Ahora viajan al Báltico bajo el paraguas de la OTAN en respuesta a la invasión rusa de Ucrania.

Diseñado para apoyar a brigadas pesadas

El M109 ha sido diseñado para dar apoyo con acciones de fuego a las unidades tipo brigada pesadas y su llegada ampliará sustancial el rango de actuación del destacamento por dos cosas. La primera es que es un vehículo de gran movilidad gracias a sus cadenas, con las que es capaz de correr a 56 kilómetros por hora durante 345 kilómetros. La segunda es que su gran alcance permite atacar incluso la retaguardia de una fuerza enemiga. Su autonomía de tiro es importante, ya que puede transportar 32 disparos completos.

Obús autopropulsado M109 A5.
Obús autopropulsado M109 A5. FOTO: Ejército de Tierra

Además del cañón principal, el M-109 está dotado de un arma secundaria de 12,7 mm para protección inmediata del personal, del que también cuida un blindaje de 200 mm en las cámaras de combate, conducción y motor. Este blindaje soporta el impacto directo de proyectiles de calibre 5,56 mm e incluso de fragmentos de artillería. También tiene posibilidad de defensa NBQ porque la cámara de combate es hermética y posee un sistema de purificación del aire.

Los obuses que se despliegan ahora en Letonia son seis y pertenecen al Regimiento de Artillería de Campaña nº 11 con base en la localidad burgalesa de Castrillo del Val. No estarán solos allí, con ellos ha partido una unidad de ingenieros compuesta por zapadores y apoyos y capacidades de apoyo logístico, 156 efectivos en total. Su destino es la base de Adazi en Letonia, donde se unirán a 350 efectivos con otra media docena de carros de combate Leopardo 2E (120 mm), una quincena de vehículos de combate de Infantería VCI Pizarro (30 mm), varios Transportes Orugas Acorazados (TOA) en las versiones de transporte de personal y portamorteros de 120 mm (un vehículo que también se hizo famoso en Vietnam) y otros como Vamtac con afustes para lanzar misiles Spike.

España se mantiene en esta posición, a 180 kilómetros de la frontera rusa, desde 2017. Una posición que ahora, con los obuses, estará defendida con toda una brigada acorazada a pequeña escala por los números que no por la potencia de fuego. De hecho, aunque en este despliegue los canadienses lideran el batallón y son los que aportan el mayor número de efectivos, la potencia de fuego la aporta España.

Uno de los Leopardo españoles durante un ejercicio en Letonia
Uno de los Leopardo españoles durante un ejercicio en Letonia FOTO: TOMS KALNINS EFE

Veteranos pero no viejos

Los M109 no son lo más modernos pero están al día. Fueron fabricados en Estados Unidos para luchar en Vietnam y los primeros que llegaron a España lo hicieron en 1970, pero han sido modernizados varias veces, la última, al estándar A5 y en la que se están instalando tubos de segunda mano procedentes de excedentes estadounidenses, aún no ha terminado. España cuenta con 90 de estos sistemas en el Ejército de Tierra más otros seis que fueron cedidos en su momento a la Infantería de Marina.

Los nuevos tubos del M109 mejoran su rendimiento, pero aun así son sistemas veteranos. El Ejército de Tierra sabe que están al límite de su vida útil, aunque de momento no considera una prioridad su sustitución. De hecho, en sus planes no está cambiarlos sino seguir modernizándolos. En este sentido, se estudia una digitalización de los equipos y el empleo de munición Excalibur, que el año que viene aterrizará en España para ser utilizada por el obús 155/52 SIAC (Sistema Integrado de Artillería de Campaña). Quién sí que ha pensado ya en su sustitución es la industria, Santa Bárbara Sistemas, por ejemplo, ya ha propuesto su sistema Donar sobre la plataforma Pizarro como sustituto a futuro de este veterano obús.