El Frente Polisario pide a los partidos, y al pueblo en general, que se movilicen contra el Gobierno de Sánchez

Acusan al Ejecutivo de amparar crímenes contra la humanidad y saqueo de riquezas

El líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, . EFE/Manuel Lorenzo
El líder del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Brahim Ghali, . EFE/Manuel Lorenzo FOTO: Manuel Lorenzo EFE

El Frente Polisario, que dice hablar en nombre del pueblo saharaui, haace acto de presencia en la política interna de España y realiza “un llamamiento urgente a las fuerzas políticas y a todos los pueblos para que presionen al Gobierno con el fin de corregir este grave error, y obligar a Madrid a asumir sus responsabilidades, que no desaparecen con el tiempo”.

Consideran que el respaldo del Gobierno de Pedro Sánchez a la propuesta de autonomía de Marruecos para el Sáhara Occidental es una cesión ante el chantaje marroquí, una desviación peligrosa, que viola la legalidad internacional», que pretende legitimar la represión, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y el saqueo de riquezas que persigue Marruecos contra el pueblo saharaui.

En u n comunicado hecho público hoy, aseguran que “la posición expresada por el Gobierno español está absolutamente en contradicción con la legalidad internacional y subrayan que esto se produce en un contexto caracterizado por “la gravedad que atraviesa el conflicto del Sáhara Occidental tras la reanudación de la guerra en noviembre de 2020, y el estado de tensión en la zona por la continuación del Reino de Marruecos de sus políticas expansionistas y planes para azotar la seguridad y estabilidad de la región”.

Agregan que “este cambio anunciado por el actual gobierno español es el resultado de intensos meses de chantaje marroquí. Desgraciadamente, en lugar de que Madrid pretendiera restablecer sus relaciones bilaterales con su vecino del sur sobre bases correctas y sólidas, optó por someterse, una vez más, al chantaje marroquí”.

“Esta posición afecta de forma muy negativa a cualquier posible rol de España en la solución del conflicto de descolonización en el Sáhara Occidental, y los esfuerzos actuales para reactivar y revitalizar el proceso de paz por parte de las Naciones Unidas”. Y concluyen: “España no puede desligarse unilateralmente de sus responsabilidades jurídicas frente al Sáhara Occidental y su pueblo, ya que es la potencia administradora del territorio pendiente de descolonización. Tampoco puede dar la espalda a sus responsabilidades políticas, ya que es el primer responsable del sufrimiento del pueblo saharaui y de todos los pueblos de la zona, que hasta ahora no han podido disfrutar de la estabilidad debido a la herida que ha dejado España en 1975, y que sigue envenenando las relaciones de los pueblos y países de la región”.

6-.